Close
La Catedral de Dubrovnik
3.8/5
Tripaim

La Catedral de Dubrovnik, un tesoro.

Frente al mediterráneo, rodeada por extensas murallas, está la ciudad de Dubrovnik. Esta metrópoli costera es una de las localidades más famosas de Croacia. Notoria por su maravilloso clima, construcciones antiguas e inmenso legado cultural. Atrévete a descubrir este paraíso marítimo, y ven conocer la Catedral de Dubrovnik, uno de sus tesoros más preciados.

Índice de contenido

¿Cuál es el origen de la Catedral de Dubrovnik?

Por muchos años, Dubrovnik fue una de las principales ciudades de la costa balcánica. La urbe resaltaba por su cultura latina, su privilegiada posición geográfica y su riqueza arquitectónica.

 

En la antigua Dubrovnik, en aquel entonces llamada Ragusa, era fácil encontrar edificios romanos, construcciones renacentistas e iglesias tan legendarias como la ciudad misma. A pesar de ello, la metrópoli corría peligro, ya que no solo era víctima de ataques extranjeros, sino que también era susceptible a los terremotos.

 

Muchas de las viviendas y templos religiosos de Dubrovnik habían estado en pie durante siglos, pero fueron destruidas cuando un poderoso sismo sacudió la ciudad en el año 1667.

 

Esta tragedia no solo afectó la vida de los locales, sino que acabó con buena parte del legado histórico de Ragusa. Entre los edificios que se perdieron, destaca la iglesia principal, la cual quedó en ruinas.

 

Sin embargo, la reconstrucción empezó pronto, y en unos cuantos años, la nueva Catedral de Dubrovnik ya estaba en pie.

¿Qué ver en la Catedral de Dubrovnik?

Esta iglesia resalta por sobre las otras construcciones de la ciudad, su cúpula es más alta de los techos de las casas y puede ser vista desde las murallas que rodean Dubrovnik.

 

Asimismo, la catedral es un símbolo local, ya que formó parte de la gran reforma urbana que siguió a la destrucción causada por el terremoto. Esta está ubicada frente a la plaza central, y su fachada, notoria por su color ceniza, armoniza con la tonalidad de los edificios cercanos.

 

En cuanto al tamaño, la Catedral de Dubrovnik está lejos de ser una de las más grandes de Europa, pero su sencillez la hace increíblemente hermosa y acogedora. Los espacios interiores tampoco son extensos, pese a ello, el templo es hogar de distintas obras de arte de tipo religioso.

 

De igual manera, los tonos blancos y dorados se mezclan dentro de la catedral, permitiendo que esta tenga un ambiente destejado, puesto que no hay exceso de colores ni de ornamentos.

 

Su simbolismo, relevancia cultural e importancia nacional, convirtieron a la Catedral de Dubrovnik en un Patrimonio de la Humanidad, denominación que comparte con el resto del Casco Antiguo.

Visitar en Dubrovnik

¿Cómo y cuándo visitar la Catedral de Dubrovnik?

Si vas de paseo a esta pintoresca localidad de la costa dálmata, no tardarás en dar con su catedral. Esta es fácil de encontrar, su alta cúpula puede verse desde casi cualquier calle y esquina.

 

También podrás recorrer el Casco Antiguo, visitar la plaza y ver otros de los monumentos que identifican la ciudad. Además, podrás ingresar a la Catedral de Dubrovnik. Esta está abierta durante toda la semana, y no hay que pagar ninguna entrada, ya que es gratuita.

 

Del mismo modo, ir a echar un vistazo a la Catedral de Dubrovnik puede ser una experiencia peculiar, puesto que ahí reposan los restos de San Blas, santo católico y ortodoxo, patrón de la ciudad.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “La Catedral de Dubrovnik

Pablo Lener
9 de febrero de 2021 a las 20:48

En el casco antiguo de esta maravillosa ciudad, cerca de la zona del puerto, es donde podremos encontrar esta hermosa catedral. Con el paso del tiempo ha sido remodelada varias veces siendo construida en estilo bizantino y acabando convertida en una estructura barroca. Muy bonita y muy grande!

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *