Close
Palacio del Rector
3.5/5
Tripaim

Palacio del Rector, el gran museo de Dubrovnik.

Dubrovnik es una ciudad única, su cercanía con la costa mediterránea la convierten en un paraíso vacacional, pero esta metrópoli también destaca por su increíble historia y valiosísimo legado cultural. Hoy en día, los museos son los encargados de preservar la herencia de Dubrovnik, y ninguno es tan famoso como el icónico Palacio del Rector.

Índice de contenido

Visitas en Dubrovnic

Ragusa y la casa del rector

Dubrovnik es una localidad peculiar, ubicada al sur de Croacia, esta ciudad se parece más a una villa italiana que a un poblado de los Balcanes. Esto se debe a que, en el pasado, Dubrovnik no formaba parte de la república croata, sino que era un estado independiente.

 

El origen de estas diferencias es bastante antiguo, puesto que Dubrovnik fue un enclave romano, y luego pasó a ser una de las urbes más importantes de Dalmacia. Al igual que sus vecinos, como Venecia o Nápoles, el gobierno de Dubrovnik manejaba la ciudad como a un diminuto reino, en donde las familias aristocráticas tenían el poder.

 

A pesar de ello, este territorio era conocido como República de Ragusa, y era uno de los principales poderes comerciales del mar adriático.

 

Como es de esperar, esta prosperidad se vio reflejada en la arquitectura local, en donde podemos encontrar tesoros como el Palacio del Rector, uno de los más imponentes palacios de Dubrovnik.

¿Qué es el Palacio del Rector?

A simple vista, es sencillo notar que este edificio fue un centro de poder político. El Palacio del Rector comparte el mismo color ceniza con muchas otras construcciones locales, incluyendo a la importantísima Catedral de Dubrovnik. 

 

Sin embargo, las similitudes con sus edificaciones próximas terminan allí, ya que el Palacio del Rector es considerablemente más grande y con espacios interiores más lujosos que la gran mayoría de las casas cercanas.

 

Esto se debe a que, durante la época de mayor esplendor de la República de Ragusa, el Palacio del Rector fue el hogar del príncipe de Dubrovnik, así como la sede oficial del rector, quien se encargaba de todos los aspectos públicos relacionados con la ciudad.

 

Este palacio fue testigo de los años más prósperos de Ragusa, así como de su declive. La estructura fue seriamente afectada por el devastador terremoto de 1667, por lo que tuvo que ser reconstruida casi en su totalidad.

 

No obstante, el Palacio del Rector continuó funcionando hasta inicios del siglo XVIII, cuando Ragusa dejó de existir y el poder ya no les pertenecía ni a los aristócratas ni a los rectores locales.

¿Cómo es el Palacio del Rector actualmente?

Ha pasado mucho tiempo desde que Dubrovnik perdió su independencia, pero afortunadamente, aún cuenta con una magnífica herencia histórica y cultural. Este legado se encuentra resguardado en el Museo de Historia de la Ciudad, cuya sede es el mítico Palacio del Rector.

 

Entre las distintas funciones que cumple el museo, está la de transmitir la memoria de una localidad maravillosa, que superó todas las adversidades y que disfruta de una gran calidad de vida.

 

Asimismo, el Palacio del Rector suele servir cono escenario de diversos conciertos, y es uno de los lugares más visitados por la Orquesta Sinfónica de Dubrovnik. Si quieres ir a conocer este misterioso pero fascinante palacio, recuerda adquirir primero tu entrada.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Palacio del Rector

Guillermo Z.
18 de enero de 2021 a las 19:21

Este precioso palacio está abierto al público en la parte de abajo es donde se ubica el patio y en la de arriba era donde estaban las diferentes dependencias, algunas de ellas son visitables mientras que otras solo pueden ser vistas desde fuera. En este palacio está ubicado el museo de historia de la ciudad donde pueden verse pinturas de diferentes artistas croatas desde el siglo XV hasta la actualidad. Cabe destacar que su arquitectura tiene detalles preciosos y armónicos.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *