Close
Palacio El Badi
4.2/5
Tripaim

Palacio El Badi, un castillo para la victoria.

La ciudad de Marrakech, una de las más impresionantes de Marruecos, está repleta de historia y de increíbles sitios arquitectónicos, que reflejan la extensa herencia cultural de la región. Aquí, encontramos algunos lugares que siguen fascinando a los que van a conocer la metrópoli. Uno de estos espacios es el Palacio El Badi, una leyenda de Marrakech.

Índice de contenido

Visitar el Palacio El Badi

La batalla de los tres reyes

La historia del Palacio El Badi comienza en Portugal, cuando el joven rey, Sebastián I, asumió el mandato de la nación lusa. Esto ocurrió en el siglo XVI, cuando la memoria de las Cruzadas aún estaba presente en diferentes naciones europeas.

 

Sebastián I era un católico devoto, y estaba en contra de la expansión del Islam, que ya había conquistado parte de la península ibérica en diferentes ocasiones. Además, en aquella época, Portugal era una de las más poderosas potencias coloniales, y su influencia iba desde las costas de África hasta las selvas de Brasil.

 

Sin embargo, esta fuerza conquistadora no fue suficiente para someter al naciente reino de Marruecos, puesto que en la batalla final, el rey Sebastián I pereció junto con dos monarcas locales, herederos del sultán..

 

Para conmemorar la batalla, y honrar la memoria de los príncipes locales, en Marrakech se construyó el Palacio El Badi, el cual fue el más esplendoroso de todos los castillos marroquíes.

Conocer el Palacio El Badi

¿Cómo es el Palacio El Badi en la actualidad?

Hoy en día, Marrakech sigue siendo una ciudad hermosa, pero su antiguo palacio ya no existe. En su lugar, quedan las ruinas arqueológicas de la estructura, que marcan el sitio en donde anteriormente se alzó este importantísimo castillo.

 

El declive del Palacio El Badi no fue casualidad, ya que por muchos años, la capital de Marruecos fue Marrakech. Sin embargo, cuando este centro de poder fue trasladado a otra localidad, las construcciones de la antigua ciudad principal padecieron las consecuencias.

 

No obstante, el recuerdo de un glorioso palacio sigue presente en la memoria colectiva de Marrakech. Se dice que El Badi era tan lujoso, que tenía más de 300 habitaciones, y que estaba delicadamente decorado con las más relucientes joyas y gemas, incluyendo zafiros, rubíes, esmeraldas y turquesas. Además, los detalles en oro estaban presentes en todo el palacio, haciendo de él un verdadero tesoro.

 

Afortunadamente, las bases, el patio y varias de las murallas del Palacio El Badi aún existen, y están abiertas a los turistas extranjeros. Si lo tuyo es la arqueología, te encanta descubrir cosas interesantes y amas aprender más sobre la historia de las ciudades que visitas, entonces el castillo más conocido de Marrakech es justo lo que estabas buscando.

Viajar a Marrakech

¿Cuál es la mejor manera de recorrer el Palacio El Badi?

Las visitas al Palacio El Badi son libres, pero la mejor opción es elegir los recorridos guiados, ya que las ruinas del castillo pueden ser un poco confusas, especialmente si es la primera vez que estás recorriendo el lugar.

 

Asimismo, un guía podrá llevarte hasta los puntos más interesantes de El Badi, como son los viejos calabozos del palacio y el pulpito original de la Mezquita Koutobia. Por último, recuerda que para poder entrar a las ruinas del Palacio El Badi, hay que adquirir una entrada.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Palacio El Badi

Leonor Ramos
4 de mayo de 2021 a las 19:56

Me habría encantado poder ver este palacio en su época de mayor esplendor, si solo sus ruinas demuestran que era un lugar de grandes dimensiones, no me lo imagino lo magnífico que ha sido. Su patio es enorme y en el centro hay una gran piscina. Nosotros fuimos junto con un guía muy amable que incluso nos hizo unas fotos muy buenas. Ha sido una gran experiencia!

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *