Close
Palacio Salvo
4.4/5
Tripaim

Palacio Salvo, el gran emblema de Montevideo.

Uruguay, un país tan diminuto como increíble, cada vez se vuelve un destino más popular para el turismo internacional. Montevideo, su capital, está entre los destinos uruguayos más visitados, ya que resalta gracias a su vida cultural y patrimonio arquitectónico. Uno de sus más grandes tesoros, es el Palacio Salvo, una joya neogótica que domina el horizonte citadino.

Índice de contenido

Visitar el Palacio Salvo

El palacio más alto de América Latina

A inicios del siglo XX, muchos países americanos aún intentaban organizar sus territorios, y las disputas políticas eran frecuentes. Sin embargo, Uruguay, una pequeña franja oriental, ubicada entre Argentina, Brasil y el Río de la Plata, destacaba por su prosperidad.

 

Los uruguayos también habían atravesado varias guerras, pero el nuevo siglo lucía repleto de oportunidades. Muchos empresarios de Montevideo empezaron a crear sedes y fábricas modernas, dejando atrás la arquitectura colonial.

 

Entre ese grupo de empresarios, estaban los hermanos Salvo, quienes lideraban un próspero negocio de textiles. Los Salvo querían crear un edifico, pero no uno común, sino una edificación que sobresaliera en todo el continente.

 

De esta manera, inició la construcción del Palacio Salvo, un enorme edificio de estilo neogótico y Art Deco, que se convertiría en un símbolo de la identidad uruguaya. Cuando fue inaugurado, en octubre de 1928, el Palacio Salvo era el edificio más alto de Suramérica, solo comparable con los innovadores rascacielos estadounidenses.

Conocer el Palacio Salvo

Un imperdible de Montevideo

Recorrer Uruguay es una experiencia fantástica, y Montevideo también tiene sus lugares imprescindibles, esos que todo visitante debe conocer para poder disfrutar verdaderamente de la ciudad.

 

Uno de esos edificios, es el Palacio Salvo. Este no solo destaca por su curiosa apariencia, gran tamaño y elevada estatura, sino que su ubicación hace que este sea uno de los puntos de referencia más populares de la ciudad.

 

El Palacio Salvo se encuentra en una esquina bastante concurrida, frente a la Avenida 18 de Julio y la céntrica Plaza Independencia. Esta zona es notoria por su extensa vida comercial, su variedad de tiendas, sus edificios oficiales y por formar parte del corazón de Montevideo.

 

Así que si vas a conocer el Palacio Salvo, podrás aprovechar el momento y pasear por la Plaza Independencia, caminar bajo el Monumento de la Ciudadela, conocer la Estatua Ecuestre de José Gervasio Artigas y disfrutar del asombroso ambiente local.

 

Asimismo, el Palacio Salvo está abierto para los visitantes, por lo que podrás subir hasta su magnífico mirador, desde donde tendrás las mejores vistas de la capital uruguaya.

¿Cómo y cuándo visitar el Palacio Salvo?

El Palacio Salvo está considerado como un Monumento Histórico Nacional, así como uno de los atractivos turísticos más célebres de Uruguay. Por este motivo, está abierto durante casi todo el año, aunque las visitas deben ser planificadas.

 

De igual manera, la administración del Palacio Salvo ofrece recorridos guiados, los cuales se llevan a cabo los días martes, jueves y sábado. Estas visitas te llevaran a recorrer los espacios más emblemáticos del edifico, y también podrás tener acceso a su famosa terraza.

 

Finalmente, ten en cuenta que para ingresar al Palacio Salvo, hay que pagar una entrada. Sin embargo, la oportunidad de conocer este inigualable edificio uruguayo, es una vivencia que te encantará.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Palacio Salvo

Ernesto P.
17 de marzo de 2021 a las 22:06

Un lugar muy bonito por fuera con un acabado en lo alto de la torre muy peculiar. Por dentro tiene una decoración elegante y lo que más destaca es su mirador desde donde contemplar la ciudad a vista de pájaro. No pudimos realizar la visita guiada por falta de tiempo pero nos habría encantado, si volvemos sin duda repetiremos.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *