Close
Palacio de la Moneda
3.9/5
Tripaim

Palacio de la Moneda, el edificio más importante.

Chile es uno de los países latinoamericanos más modernos y visitados de la región. Esta nación cuenta con increíbles paisajes, una maravillosa riqueza natural y fascinantes tradiciones culturales, que la convierten en un destino predilecto para los que viajan a América del Sur. Si deseas visitar Santiago, su capital, aprovecha la oportunidad de conocer el Palacio de la Moneda, su edificio más importante.

Índice de contenido

Lugares turisticos de Santiago de Chile

¿Cómo se fundó el Palacio de la Moneda?

Chile, al igual que la mayoría de las colonias del antiguo Imperio Español, ganó su independencia a mediados del siglo XIX. De esta manera, pasó de ser una simple provincia a proclamarse como una república autónoma.

 

Como es de esperar, Chile tuvo que empezar a crear sus propias instituciones, que incluían el gobierno, los poderes estatales y la moneda de uso nacional. En aquel entonces, Chile ya tenía una casa de la moneda, herencia de su periodo colonial, la cual había sido inaugurada en el año 1805.

 

Después de realizar algunas reformas, el Palacio de la Moneda empezó a trabajar como una entidad pública, en donde se acuñaban las monedas de curso legal en Chile. Al pasar los años, la administración nacional instaló su sede en este edificio neoclásico, y desde entonces es considerado como el edificio más importante de todo el país.

Como es el Palacio de la Moneda

Conociendo el Palacio de la Moneda

Ubicado en el centro de la ciudad, el Palacio de la Moneda es una de las visitas imperdibles para los que van a conocer la capital chilena. La edificación es fácil de identificar, ya que no solo resalta por su tamaño, sino por la extensa hilera de banderas que tiene en frente de su fachada.

 

En cuanto al diseño, la arquitectura de esta sede gubernamental es sencilla, robusta, de pocos pisos y extensos jardines. Asimismo, se trata de un palacio creado para perdurar en el tiempo, ya que aunque no tiene detalles demasiado lujosos, aún resulta sorprendente y maravilloso.

 

Sin embargo, el Palacio de la Moneda también ha pasado por momentos difíciles, en los que su propia existencia se vio amenazada.

 

La ocasión que más resalta ocurrió el 11 de septiembre de 1973, cuando fue bombardeado por el Ejército de Chile, mientras se llevaba a cabo un golpe de estado. Durante este hecho, el entonces presidente, Salvador Allende, fue destituido y el edificio fue gravemente dañado.

 

Por suerte, el Palacio de la Moneda fue reconstruido siguiendo su diseño original, por lo que sigue siendo considerado un Monumento Histórico Nacional.

¿Por qué visitar el Palacio de la Moneda?

Aunque resalten por su belleza arquitectónica y por su legado cultural, los edificios de gobierno suelen quedar por fuera de los itinerarios de viaje. Pero si aún estás planificando tu paseo por Santiago de Chile, no dudes en incluir el Palacio de la Moneda.

 

Este está abierto durante todo el año, y se pueden agendar visitas guiadas, que te llevarán por los espacios más resaltantes de esta residencia presidencial. Ten en cuenta que puedes tomar fotografías cerca de la fachada principal, pero por razones de seguridad, no podrás aproximarte demasiado.

 

Del mismo modo, al ser un lugar céntrico, el Palacio de la Moneda es vecino cercano de otros puntos de interés turístico, como el Barrio París-Londres, el Cerro Santa Lucía, la Plaza de Armas y la Casa Pablo Neruda.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Palacio de la Moneda

Ivan G.
28 de enero de 2021 a las 20:17

Este es el lugar lleno de historia ubicado en el centro histórico de la ciudad de Santiago, rodeado de numerosos edificios importantes. Para saber un poco más sobre la historia del país recomiendo acceder a su interior y recorrerlo mediante una visita guiada que se tiene que reservar previamente.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *