Close
La Iglesia de Fraumunster
4/5
Tripaim

La Iglesia de Fraumunster en Zúrich.

En Zúrich, podemos dar con toda clase de edificios modernos, ofertas culturales innovadoras y tecnología de primer nivel, pero si deseas conocer el pasado de la ciudad, entonces hay que mirar atrás y concentrarse en sus legendarios monumentos. Uno de los lugares que resguarda la herencia de Zúrich, es la iglesia Fraumunster, y aquí vamos a descubrir sus secretos.

Índice de contenido

Fraumunster, una abadía para la aristocracia

En la Europa medieval, la iglesia y el estado eran lo mismo. Uno influencia directamente al otro, y entre ambos protegían sus creencias, ideales e intereses. Por lo tanto, no es de extrañar que muchas de las más famosas abadías europeas hayan sido creadas para la aristocracia.

 

Este tipo de conventos religiosos tuvieron gran importancia en toda la región, incluyendo a Suiza. Debido a ello, en Zúrich se construyó una abadía, destinada a alojar a la hija de Luis el Germánico, un heredero del emperador Carlomagno. La edificación de este templo se completó a mediados del siglo IX.

 

Luis el Germánico deseaba que esta abadía fuese solo de monjas, por lo que se nombró como Fraumunster, que en español significa “Ministerio de Mujeres”.

 

El apoyo a este convento no seso cuando Luis el Germánico dejó el poder, por el contrario, siguió disfrutando de todos los privilegios de la corona.

Viajar a Zurich

¿Cómo es la Iglesia de Fraumunster actualmente?

Hoy en día, Fraumunster es una de las iglesias más populares y visitadas de Zúrich. Asimismo, está entre los atractivos turísticos más importantes de la ciudad. Destaca gracias a su cúpula de color verde, sus coloridos vitrales y su fantástico reloj.

 

No obstante, la Fraumunster moderna es solo una pequeña parte de lo que fue la abadía original, la cual fue disuelta en el siglo XVI. De igual manera, la iglesia tuvo que adaptarse a la reforma protestante, que se extendió rápidamente en los países germánicos.

 

Durante el mismo periodo de la reforma, la iglesia de Fraumunster fue saqueada en distintas ocasiones, y muchos de sus tesoros medievales se perdieron para siempre. Por largo tiempo, el interior del templo no tuvo ningún adorno, puesto que los reformistas consideraban que las decoraciones no tenían lugar en las sedes religiosas.

 

Por suerte, las leyes de la reforma se suavizaron con el pasar de los años, y la Fraumunster recibió una nueva decoración, que incluía colores más llamativos y vidrieras con delicados diseños. A pesar de ello, la estructura padecía el paso de los siglos, que la volvió frágil y vulnerable.

 

Si vas a visitar la Fraumunster, te encontrarás con una iglesia pequeña, pero increíblemente hermosa, en donde se mezcla la arquitectura gótica con el diseño romántico, y entre ambos, está la historia de Zúrich.

Recorriendo la Fraumunster

Descubrir Zúrich es más fácil de lo que crees, ya que la ciudad tiene un excelente transporte público. Así que si deseas conocer la iglesia de Fraumunster, todo lo que tienes que hacer es tomar el tranvía local, que te llevará hasta la calle Münsterhof, lugar en donde está ubicada la antigua abadía.

 

Por último, debes tener en cuenta que para poder ingresar a la iglesia de Fraumunster,  hay que comprar una entrada. No olvides que los estudiantes y los jóvenes menores de 16 años, entran gratuitamente.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *