Close
El Capitolio
4.3/5
Tripaim

El Capitolio Nacional de La Habana.

Cuba es un país de contrastes, en donde es posible dar con todo tipo de monumentos históricos y construcciones emblemáticas. Entre los edificios más famosos de La Habana, encontramos el Capitolio Nacional, un antiguo edificio neoclásico que sigue dominando el horizonte habanero.

Índice de contenido

Visitar el Capitolio Nacional

¿Cuál es el origen del Capitolio?

A inicios del siglo XX, Cuba estaba dando sus primeros pasos como una nación independiente, y se estaban creando las primeras instituciones de la nación. Entre los edificios que fueron construidos para albergar las sedes gubernamentales, se encontraba el Capitolio.

 

Este fue inaugurado en 1929, y originalmente iba a ser el lugar de encuentro oficial de los principales poderes del gobierno cubano, que en aquel entonces eran el parlamento y el senado. Sin embargo, luego de la Revolución Cubana, el edificio del Capitolio pasó a ser la sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

 

Asimismo, esta gran obra arquitectónica continuó siendo la más resaltante de toda la capital cubana por muchos años más, pero el aislamiento político y geográfico de la isla impidió que fuese más conocido internacionalmente.

 

Pese a ello, La Habana cada vez se abre más a los turistas, tanto locales como extranjeros, lo que le ha dado un aire más renovado a la ciudad y a sus monumentos. Actualmente, el Capitolio está atravesando un proceso de reformas, para volver a convertirlo en la sede del parlamento local.

¿Qué ver en el Capitolio Nacional?

Esta emblemática estructura destaca por su imponente diseño, su cúpula puede verse desde casi cualquier punto del centro de la ciudad, y también resalta por las hermosas palmeras que adornan su fachada y por sus preciosísimos jardines interiores.

 

De igual manera, el Capitolio se encuentra muy cerca de la conocida Avenida Martí, por lo que forma parte del corazón histórico y comercial de La Habana. Pero eso no es todo, dentro del Capitolio es posible encontrar un verdadero tesoro escultórico, compuesto en su mayoría por estatuas realizas por el escultor italiano, Angelo Zanelli.

 

Además, el Capitolio esconde unas cuantas curiosidades, que hacen de él un edificio tan imponente como peculiar. La más interesante de estás rarezas es que, justo debajo de su cúpula, hay un diamante de 25 quilates. Se dice que esta joya perteneció a Nicolás II, el último zar de Rusia.

 

El diamante del Capitolio marcaba el kilómetro cero de todas las carreteras cubanas, y era visto como el símbolo que daba inicio al progreso de la nación. Aunque por razones de seguridad, el diamante original fue trasladado al Banco Nacional y actualmente se exhibe uno más pequeño.

¿Por qué visitar el Capitolio Nacional?

La Habana es una ciudad bulliciosa, misteriosa y antigua, que atrae a miles de turistas cada año. Estas cualidades la han convertido en uno de los destinos caribeños más frecuentados, así que si estás planeando viajar a la capital cubana, debes aprovechar cada minuto de tu estadía.

 

Asimismo, es imposible conocer La Habana sin pasar por el corazón de la metrópoli, en donde se alza orgulloso el Capitolio Nacional. La entrada a este edificio es gratuita y  puedes pasear libremente por sus pasillos.

 

Por último, recuerda que el Capitolio también ofrece visitas guiadas, que te muestran cada rincón del edificio mientras te cuentan su historia. Estas visitas duran una hora y tienen un costo.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *