Close
La Mezquita Azul
5/5
Tripaim

La Mezquita Azul, la más importante de Estambul.

Estambul, al igual que toda Turquía, cuenta con una numerosa cantidad de mezquitas. Sin embargo, hay una que por su increíble e imponente apariencia, resalta por sobre las demás. Estamos hablando de la Mezquita Azul, una de las grandes obras arquitectónicas y culturales que podemos ver en la ciudad.

Índice de contenido

La mezquita de los seis minaretes

Luego de que la ciudad de Constantinopla, antigua capital de Bizancio, cayera ante el poder otomano y recibiera el nuevo nombre de Estambul, empezó una época dorada para la arquitectura turca.

 

En los siglos posteriores, se construyeron algunas de las edificaciones más importantes de todo el imperio. El Palacio de Topkapi, el Gran Bazar y la Mezquita Azul datan de este tiempo, en el que los azulejos, los cristales y las cerámicas eran llevados a Estambul desde todas partes de Oriente Medio.

 

La Mezquita Azul resalta por ser el tercer templo más grande de Estambul. Esta mezquita también destaca por sus seis minaretes, que la hacen visible desde casi todos los puntos de la ciudad.

 

Estos minaretes tienen un significado y un simbolismo muy especial, ya que cuando la Mezquita Azul fue construida, sus minaretes se parecían muchísimo a los de La Meca, que también tenía seis. Esto ocasionó un gran conflicto entre los líderes religiosos y los gobernantes otomanos.

 

Para poner fin a la discusión, se le agregó un séptimo minarete a la mezquita de La Meca, para que ambas pudieran ser diferenciadas fácilmente. Hoy en día, la Mezquita Azul sigue siendo única en su tipo, y cada año son miles las personas que van a Estambul para conocerla.

Donde esta la Mezquita Azul

¿Por qué se le dice Mezquita Azul?

Aunque popularmente se le conozca como Mezquita Azul, el verdadero nombre de este templo religioso es Sultanahmed Camii. A pesar de ello, su sobrenombre le hace justicia a la apariencia interior de la mezquita, que se ve casi completamente azul por la luz reflejada en sus azulejos.

 

Igualmente, la mezquita está exquisitamente decorada con vitrales, ventanas, lámparas, columnas de mármol, cerámicas y mosaicos, convirtiéndola en una de las estructuras más hermosas de toda Turquía.

 

Su tamaño también es destacable, puede albergar cómodamente a unas 10.000 personas entre sus salas de oración, sus patios y jardines.

 

Tanta belleza, valor histórico y relevancia arquitectónica, han convertido a la Mezquita Azul en un Patrimonio de la Humanidad, y en uno de los símbolos turcos más reconocibles en todo el mundo.

 

Hoy en día, las puertas de la Mezquita Azul no solo están abiertas para sus fieles, sino también para cualquier visitante extranjero.

¿Qué debes saber antes de ir a la Mezquita Azul?

Ya sabemos que la Mezquita Azul es un lugar turístico reconocido, y que recibe a muchos visitantes, sin embargo, es importante recordar que sigue siendo un lugar religioso. Por ese motivo, si vas a la Mezquita Azul, deberás vestirte correctamente.

 

A la mezquita se entra descalzo, los hombres no pueden ingresar con pantalones cortos y las mujeres deben estar cubiertas. Al igual que en muchas otras mezquitas, si el visitante no tiene la ropa adecuada, te podrán prestar un atuendo apropiado al momento de ingresar al templo.

 

Si cumples con las normas de conducta y vestimenta, no tendrás ningún problema, y podrás disfrutar plenamente de tu visita a la espectacular Mezquita Azul.

Cómo llegar

Como es la Mezquita Azul

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *