Close
Puente Gálata
4.3/5
Tripaim

El Puente de Gálata, entre Asia y Europa.

La ciudad de Estambul se encuentra ubicada en una zona costera, a sus orillas, están el Bósforo y el mar de Mármara. Estos grandes cuerpos de agua crean divisiones naturales entre la zona oriental y occidental de Estambul. Durante siglos, se intentó unirlas por medio de numerosos puentes, pero ninguno tuvo tanto éxito como el Puente de Gálata.

Índice de contenido

Un camino para cruzar el Cuerno de Oro

Uno de los mayores encantos de Estambul es su misterio, esta ciudad es asiática y es europea, en sus calles se mezclan dos continentes y miles de años de historia. Sin embargo, esta división no es solo simbólica, también es geográfica.

 

El llamado Cuerno de Oro es un puerto natural y una frontera histórica entre Grecia y Turquía. Hoy en día, el territorio griego está lejos de esta embocadura, pero la división que este choque de culturas dejó en Estambul sigue vigente.

 

La metrópoli turca está separada en dos secciones, conocidas como la Ciudad Nueva y la Ciudad Vieja. La parte antigua de Estambul corresponde a lo que fue Constantinopla, histórica capital del Imperio Bizantino. Mientras que la parte nueva es toda la zona oriental, de influencia casi completamente turca.

 

Para unir a la ciudad y vencer la separación impuesta por el Cuerno de Oro, se creó el Puente de Gálata, el cual fue inaugurado en el año 1845.

 

El puente que existe actualmente, no es el de aquel entonces, ya que ha tenido que ser reconstruido cinco veces en total, pero siempre mantiene el mismo nombre.  

Como es el Puente de Galata

¿Cómo es el puente de Gálata moderno?

Con el objetivo de hacer una estructura más duradera, segura y confiable, se inició la construcción de un nuevo Puente de Gálata, el cual fue abierto al público en el año 1994.

 

Este puente, de tipo pasarela, es la principal arteria vial que conecta las dos zonas de la ciudad. Al ser un punto por el que todos los nativos de Estambul, turistas y visitantes tienen que pasar en algún momento, también se ha convertido en un centro de comercio, repleto de restaurantes, tiendas y miradores.

 

El Puente de Gálata lo vincula todo, por él pasan autos, caminan personas, se transporta mercancía y se llega de un barrio a otro. Por debajo, la actividad tampoco se detiene, ya que muchos barcos tienen que navegar bajo el puente para poder llegar a puerto.

 

La pesca también es una actividad importante, y el Puente de Gálata se ha convertido en el lugar de encuentro favorito entre los pescadores aficionados de Estambul.

¿Por qué visitar el Puente de Gálata?

Si vas a Estambul, y no deseas quedarte atascado en una sola zona de la ciudad, entonces tendrás que atravesar este puente. Además, puedes aprovechar el momento para vivir una experiencia maravillosa, en donde te adentrarás en la ajetreada cotidianidad de muchos ciudadanos turcos.


Muy cerquita del puente de Gálata se encuentra el Bazar de las Especias, visita imprescindible de Estambul.


Igualmente, algunas de las mejores vistas de la ciudad, de sus costas, sus barcos y sus calles, solo se pueden observar desde el Puente de Gálata. Si eres fanático de la gastronomía turca, los restaurantes que se encuentran en el segundo nivel del puente se enorgullecen de servir los platos con los ingredientes más frescos.


Ven a Estambul, y déjate atrapar por uno de sus monumentos urbanos más míticos, el Puente de Gálata.

Cómo llegar

Como es el Puente de Gálata

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *