Close
Catedral de San Nicolás
4/5
Tripaim

La Catedral de San Nicolás en Liubliana.

Eslovenia es una nación con un extraordinario legado cultural, en donde se mezclan las tradiciones latinas con las costumbres eslavas. Además, este diminuto país es conocido por sus impresionantes iglesias, siendo la Catedral de San Nicolás la más famosa de todas ellas.

Índice de contenido

Visitar la Catedral de San Nicolas

Liubliana, una capital de contrastes

A simple vista, la capital eslovena parece ser una metrópoli tranquila, apacible y muy hermosa. Sin embargo, en sus calles empedradas y legendarios edificios encontramos los vestigios de una historia un poco turbulenta.

 

En sus inicios, Liubliana era un asentamiento militar del Imperio Romano, y no se convertiría en ciudad sino hasta varios siglos después. Asimismo, los conflictos religiosos también formaron parte del crecimiento de la capital eslovena.

 

Esta disputa de creencias fue la misma que ocurrió en otras partes de Europa, es decir, la de los católicos contra los protestantes. Hoy en día, la gran mayoría de los eslovenos son católicos, mientras que los luteranos representan solo una diminuta fracción de la población local.

 

Pese a ello, tanto el idioma esloveno moderno como la literatura eslovena estándar, fueron creación del reformista protestante, Primož Trubar. Todo esto hace de Eslovenia una nación fascinante, y tan grandiosa como la legendaria Catedral de San Nicolás.

¿Cuál es el origen de la Catedral de San Nicolás?

Actualmente, la herencia católica es la que más presencia tiene en Liubliana, la urbe más importante de la nación. Así que si estás planeando un viaje por esta localidad eslovena, tienes que incluir a la Catedral de San Nicolás en tu itinerario.

 

Esta mítica iglesia empezó a ser construida en el año 1701, y su inauguración ocurrió solo cinco años después. Según registros oficiales, el lugar que ocupa la Catedral de San Nicolás perteneció a otro templo, que había estado en pie desde el siglo XIII. Sin embargo, se dice que este antiguo lugar fue víctima de un voraz incendio y desapreció.

 

En cuanto a la Catedral de San Nicolás, esta destaca por su arquitectura barroca, su cúpula de color verde y sus altas torres, que dominan el horizonte de Liubliana. De igual manera, la catedral funciona como sede de la Arquidiócesis de Liubliana. Además, está consagrada al santo católico, Nicolás de Bari, y de allí proviene su nombre.

 

La decoración interior de la Catedral de San Nicolás también es impresionante, destacando por sus intrincados frescos y sus sorprendentes detalles dorados. Al ser una construcción barroca, sus espacios interiores están repletos de ornamentación, que cubren casi todos los espacios de la iglesia.

 

Igualmente, su puerta principal es muy conocida entre los locales por estar hecha de bronce, el cual representa los más de mil años de historia que el catolicismo tiene en Eslovenia.

Como es la Catedral de San Nicolás

¿Cómo visitar la Catedral de San Nicolás?

Cada ciudad tiene un símbolo que la identifica, y en el caso de Liubliana, ese ícono es la Catedral de San Nicolás. El templo está estrechamente relacionado con la larga historia de la capital eslovena, por lo que conocerlo es descubrir parte del alma de esta vieja metrópoli.

 

Por último, recuerda que la Catedral de San Nicolás es un espacio público, y cualquier persona puede visitarlo, siempre y cuando se comporte de una manera adecuada. Para ingresar a la iglesia no es preciso comprar ninguna entrada, y podrás estar allí todo el tiempo que desees.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *