Close
La Fuente de Robba
4/5
Tripaim

Fuente de Robba, la unión de los tres ríos eslovenos.

En la antigüedad, Liubliana, la capital eslovena, fue un simple puesto militar romano. Sin embargo, con el tiempo esta metrópoli se convirtió en una de las urbes más hermosas de Europa. En ella, podemos encontrar varios monumentos de incalculable valor histórico, entre los que se encuentra la Fuente de Robba.

Índice de contenido

¿Cuál es el origen de la Fuente de Robba?

La historia de esta fuente empieza a mediados del siglo XVIII, cuando la administración local decidió que la ciudad debía tener una gran obra artística que la identificara, siguiendo el ejemplo de otras capitales como Roma o París.

 

Sin embargo, la municipalidad de Liubliana era pequeña y sus recursos eran limitados. Del mismo modo, no podían darse el lujo de crear un monumento que solo cumpliera con un fin decorativo, y que no fuese útil para los ciudadanos.

 

Pese a ello, el proyecto se llevó a cabo y el encargado de darle vida a la Fuente de Robba fue un escultor italiano, conocido como Francesco Robba. Este renombrado artista había nacido en Venecia, pero pasó casi toda su vida en Liubliana.

 

Asimismo, Robba era un gran admirador de los trabajos de Bernini, y quería que la capital eslovena tuviese una fuente similar a la Fuente de los Cuatro Ríos, ubicada en la mítica Plaza Navona.

 

De esta manera, nace la Fuente de Robba, la cual fue trasladada al centro de Liubliana en 1751. Desde entonces, se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles de todo el país.

Conocer la Fuente de Robba

¿Qué caracteriza a la Fuente de Robba?

Esta estructura está compuesta por un obelisco, una conjunto de esculturas que rodean el pilar y a una fuente principal. Las esculturas representan a tres hombres de apariencia mitológica, muy similares a las estatuas que adornan la Fuente de los Cuatro Ríos.

 

En el caso de la Fuente de Robba, estas representaciones artísticas personifican a los tres grandes ríos de Eslovenia, el Krka, el Sava y el Ljubljanica. Estas vías fluviales forman parte del tesoro natural del país, y están entre los elementos más mencionados de la historia eslovena.

 

De igual manera, la Fuente de Robba se levanta sobre una amplia base, la cual está compuesta por cinco escalones, y tiene forma de decaedro. Durante sus primeros años, la Fuente de Robba también servía como pozo de agua corriente, en donde los ciudadanos podían tener acceso a agua limpia y libre de impurezas.

 

Actualmente, la Fuente de Robba no cumple con esta función, pero sigue siendo uno de los monumentos más queridos y apreciados por los locales, así como un atractivo turístico importante.

Fuentes de Liubliana

Algunas curiosidades sobre la Fuente de Robba

Una de las peculiaridades más interesantes sobre la Fuente de Robba, es que es uno de los monumentos barrocos más sorprendentes de toda la región, estando a la par con otros monumentos de mayor tamaño, como la Catedral de San Nicolás y el Ayuntamiento.

 

Igualmente, estás tres estructuras están relacionadas con el simbolismo numérico, puesto que si se las ve de frente, el obelisco de la fuente forma un triángulo perfecto con las dos torres de la iglesia.

 

Si estás planificando tu viaje a Liubliana, tómate un momento mientras paseas por el centro de la ciudad, y déjate atrapar por los increíbles misterios de la Fuente de Robba.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “La Fuente de Robba

John L.
12 de marzo de 2021 a las 17:40

Esta fuente recuerda mucho a las de Roma y es que fue realizada por un artista italiano en estilo barroco. La fuente de Robba es uno de los monumentos más importantes de la capital y esta ubicada en pleno casco histórico, rodeada de muchas más cosas que visitar. Vale la pena acercarse tanto de día como de noche.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *