Close
Floralis Genérica, símbolo de Buenos Aires
4/5
Tripaim

Floralis Genérica, un regalo para todas las flores.

En Buenos Aires, podemos encontrar una de las esculturas más curiosas de toda la Argentina. Se trata de la Floralis Genérica, una impresionante construcción de metal, que refleja la belleza de las flores naturales. Hoy en día, esta escultura es un emblema para la ciudad, así como uno de sus puntos turísticos más importantes.

Índice de contenido

Un homenaje a Buenos Aires

Al hablar de América Latina, es necesario mencionar a Buenos Aires, una de sus ciudades más importantes. Esta gran metrópoli sureña es hogar de algunos de los monumentos, edificios, avenidas y construcciones más conocidos en toda la región.


Uno de ellos es la Floralis Genérica, una enorme estatua en forma de flor, fabricada con grandes piezas de aluminio y diseñada con un sistema mecánico que permite que sus pétalos se abran y cierren.


Esta obra de arte escultórica fue un obsequio de parte del arquitecto Eduardo Catelano, hacía la capital argentina, su ciudad nativa. Entre otras obras de Catelano, destacan la Ciudad Universitaria de Buenos Aires, el Edificio del Plata y la Ciudad Universitaria de Tucumán.


Catelano empezó a trabajar en la Floralis Genérica a finales del 2001, y esta fue inaugurada el 13 de abril de 2002.


Actualmente, la escultura forma parte de la Plaza de las Naciones Unidas, y es uno de los monumentos, además del Obelisco, más frecuentados por los turistas que visitan Buenos Aires.

Simbolos de Buenos Aires

¿Qué significa Floralis Genérica?

La palabra floralis es el término científico con el que se denomina a las flores, por lo que su nombre hace referencia a todas las flores en general. Catelano quería ejemplificar, mediante su obra, el dinamismo del mundo actual y la relación que este tiene con la naturaleza.

 

Igualmente, esta es una de las pocas esculturas mecanizadas que podemos hallar en Argentina. La Floralis Genérica cuenta con un sofisticado sistema hidráulico, con el cual sus pétalos se mueven. Estos, al igual que los de las flores naturales, se abren y se cierran de acuerdo a la posición sol. Es decir, si es de día están abiertos y si es de noche están cerrados.  Del mismo modo, si los vientos son muy fuertes, está también se cierra.

 

Sin embargo, este mecanismo sufrió algunos daños, que impidió que sus pétalos realizaran sus movimientos. Afortunadamente, la Floralis Genérica fue reparada en el año 2015, y su sistema mecánico volvió a funcionar adecuadamente.

 

Una de las razones por las que la Floralis Genérica es tan apreciada, es porque al cerrarse, emite una luz rojiza desde su interior. La luz ilumina parte de la plaza, y cada día marca un nuevo amanecer.

Conocer Buenos Aires

¿Quieres conocer la Floralis Genérica?

Si vas de paseo a Buenos Aires, aprovecha la oportunidad de visitar esta increíble obra de arte escultórico. Al ser un monumento público, puede ser visitado a toda hora y cualquier día del año.


Además, la Plaza de las Naciones Unidas, en donde se encuentra ubicada, es una de las zonas verdes más vibrantes y concurridas de la ciudad, por lo que siempre habrá algo nuevo que ver, hacer o descubrir.


Así que prepara tu recorrido por esta inigualable capital suramericana, y no olvides incluir a la Floralis Genérica en tu itinerario. Verla abrir y cerrar sus pétalos, enormes y metálicos, mientras emite su suave y cálida luz, es una experiencia que sin dudas te fascinará. 

Cómo llegar

Como es la Floralis Genérica

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *