Close
Asamkirche
4/5
Tripaim

Asamkirche, el arte de una Iglesia.

El templo de Asamkirche, también conocido como Iglesia de San Juan Nepomuceno, es uno de los edificios más impresionantes de toda la capital bávara. No solo destaca por su incalculable valor cultural, sino que también es un tesoro del arte y la arquitectura rococó. Hoy en día, es una de las principales atracciones turísticas de Múnich.

Índice de contenido

Los orígenes de la iglesia Asamkriche

Asamkriche tiene una historia curiosa, que la separa de las demás iglesias tradicionales. En sus inicios, el espacio del templo era ocupado por dos casas, que formaban parte de un complejo residencial junto con otras dos.

 

Estas cuatro viviendas fueron adquiridas por los hermanos Asam. Uno de los hermanos era un importante arquitecto, mientras que el otro ara un pintor destacado, y ambos eran seguidores del estilo barroco y rococó.

 

Para cuando compraron las casas, los hermanos ya eran famosos en la ciudad de Múnich y en muchos otros lugares de Alemania. Además, no dependían de un mecenas para poder desarrollar su arte.

 

Por estos motivos, e impulsado por su fe católica, decidieron crear una capilla propia. Para llevar a cabo su plan, derrumbaron las dos casas centrales, y en su lugar construyeron una pequeña iglesia.

 

Sin embargo, los ciudadanos de Múnich no aprobaron que un templo religioso fuese privado, así que presionaron a los hermanos Asam para que lo abrieran al público. Finalmente, los artistas cedieron, y Asamkirche se convirtió en una iglesia abierta para todos los residentes y visitantes.

¿Cómo es Asamkirche?

Para comprender la estructura, distribución y decoración de la iglesia de Asamkirche, hay que tener en mente que esta fue hecha siguiendo una visión muy particular, propia de los hermanos Asam.

 

Por estas razones, en la capilla pueden verse características bastante peculiares. Una de ellas es su decoración, que parece abarcar todas las esquinas del lugar.

 

Al ser de inspiración rococó, esta puede parecer incluso un poco sobrecargada, ya que la iglesia cuenta con esculturas, mosaicos, murales, frescos en el techo y en las antecámaras, intrincadas rejas, candelabros y vitrales. Todo esto distribuido en un espacio pequeño, alto y bastante estrecho.

 

Incluso las partes más importantes de cualquier iglesia, como el confesionario, el relicario y el altar, se encuentran completamente decorados. Sin duda, el arte está presente en toda la capilla, y si lo tuyo es el movimiento barroco o el rococó, sin duda te encantará contemplar todas las maravillas que hacen única a Asamkirche.

 

Al lado de la iglesia, todavía pueden verse las casas que pertenecieron a los hermanos Asam, ambas decoradas con un estilo similar al de la iglesia. Todo el conjunto es conocido como Asamhaus, y se complementan perfectamente entre sí.

¿Quieres visitar la iglesia Asamkirche?

Esta pequeña iglesia es un auténtico tesoro, y merece una visita mientras estás de paso por Múnich. Recuerda que al ser un templo religioso, la entrada es gratuita, aunque deberás prestar atención a los horarios de visita.

 

Llegar a ella también es sencillo, porque hay una línea de metro que pasa bastante cerca. Igualmente, Asamkirche es vecina de otros edificios importantes y distintas atracciones turísticas. Por lo que al terminar tu visita, puedes dirigirte al Museo Judío de Múnich, al Museo de la Ciudad o incluso hasta la increíble Catedral de Múnich.

 

¡No te quedes con las ganas! Descubre Asamkriche, la gran joya del rococó.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

2 Comentarios en “Asamkirche

Javier García
7 de enero de 2021 a las 22:03

La primer vez que visitamos la ciudad no pudimos entrar en esta iglesia porque estaban realizando obras. Tiempo después cuando volvimos a ir a Múnich estaba abierta y hemos entrado a echar un vistazo y menuda obra de arte!! Su interior barroco destaca por la gran cantidad de ornamentación. Es un lugar pequeño pero que merece la pena adentrarse a contemplar su interior.

Responder
Federico B.
20 de diciembre de 2020 a las 15:35

Debido a su ubicación en una calle comercial pasa un poco desapercibida pero no te la puedes perder. Esta profusamente decorada, predominan los tonos oscuros pero con toques dorados que iluminan el ambiente. Ya que es pequeña no te tomará mucho tiempo visitarla.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *