Close
Residenz de Múnich
4.4/5
Tripaim

Residenz, el hogar de los reyes bávaros.

Alemania es hogar de fantásticos castillos, majestuosos jardines y fascinantes museos, sin embargo, hay un lugar que tiene todas estas maravillas dentro de sus terrenos. Hablamos del Residenz, el palacio más importante de toda Baviera, así como uno de sus edificios más emblemáticos.

Índice de contenido

Un castillo para el rey y los duques

La región de Baviera, que actualmente es un estado federado alemán, ha atravesado distintos cambios a lo largo de su historia. Ha sido una monarquía, un ducado e incluso un estado independiente. Sin embargo, el periodo que más caracteriza a Baviera, fue su época de reino, cuando gobernaba la familia Wittelsbach.

 

Los Wittelsbach se asentaron en la antigua Múnich, y allí construyeron un palacio, que sería tanto su sede de gobierno como su residencia real. Este palacio era el Residenz, también conocido como La Residencia.

 

Las paredes del Residenz resguardan siglos de historia bávara, y en su interior podemos apreciar cómo era la vida diaria, los gustos decorativos y la planificación hogareña de las generaciones de duques, reyes, reinas, príncipes y princesas que lo habitaron.

 

Los primeros vestigios del Residenz aparecieron en el año 1385, cuando tenía más parecido con una casa de gran tamaño que con un verdadero castillo. Con el correr de los siglos, el palacio se fue ampliando, y su importancia como centro de poder político fue en aumento.

 

El Residenz sería un hogar para la nobleza local hasta 1918, cuando cae el sistema monárquico alemán. Hoy en día, es un museo.

¡Vamos a descubrir el Residenz!

Una de las más grandes características de este castillo fue su método de construcción. Estuvo creciendo y expandiéndose por siglos, por lo que no se puede decir que fue oficialmente terminado sino hasta inicios del siglo XX.

 

Esto hace del Residenz un lugar completamente único, ya que en él se mezclan incontables años de desarrollo bávaro. Igualmente, casi todos sus propietarios le agregaron algo diferente, y es por ese motivo que el castillo cuenta con 130 habitaciones, una sala real, un invernadero, un anticuario, un teatro, más de 5 entradas, 10 jardines e innumerables pasillos.

 

Afortunadamente, mucha de su decoración original se mantiene casi intacta, por lo que su valor histórico y cultural es de suma importancia no solo para Baviera, sino para toda Alemania.

 

Si estarás unos cuantos días en Múnich, saca provecho de la oportunidad y ve a conocer el Residenz. Descubre sus patios, sus pinturas, su exquisito decorado y sus increíbles exposiciones de antigüedades. Pero sobre todo, tómate un momento para visitar el Tesoro de la Casa Real de Wittelsbach, uno de los más valiosos de Europa.

¿Qué necesitas saber antes de ir al Residenz?

El palacio Residenz está abierto todo el año, pero sus horarios cambian, especialmente entre la temporada turística alta y la baja. A pesar de ello, el costo de la entrada siempre es igual.

 

Además, podrás decidir si tu recorrido va a ser libre o guiado. Estas guías pueden ser en español, en alemán o en inglés. En promedio, hacer una visita completa al Residenz tarda entre 60 minutos y 2 horas.

 

¿Ya quieres conocer este inigualable palacio real bávaro? ¡No lo pienses más! Ven al Residenz y déjate atrapar por todos sus encantos.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *