Close
Atomium, símbolo de Bruselas
3.7/5
Tripaim

El Atomium, un paseo futurista por la capital de Bélgica

Una de las construcciones más curiosas de Bruselas es, sin lugar a dudas, el Atomium. Esta es una gran estructura de metal, que se asemeja a un cristal de hierro. Además, este es uno de los íconos de la capital belga, así que si estás de paso por la ciudad, no dudes en venir a conocerlo.

Índice de contenido

¿Por qué se construyó El Atomium?

El siglo XX fue especialmente importante para Bélgica, ya que atravesó una época de gran prosperidad, especialmente durante los años de la Belle Époque, cuando esta pequeña nación tuvo un importante crecimiento económico y mucho dinamismo social.

 

Sin embargo, este periodo tendría un final terrible, ya que en 1914, Bélgica se vio envuelta, al igual que otros países europeos, en la catástrofe que fue la Primera Guerra Mundial. Luego vino la Segunda Guerra Mundial, cuando Bélgica aún estaba tratando de recuperarse completamente de la primera.

 

Después llegó el periodo de posguerra y la descolonización, por lo que Bélgica perdió a todas sus colonias en el continente africano. A pesar de ello, esta nación nunca se ha dado por vencida, y a la mitad del siglo XX, los belgas ya estaban preparados para volver a tener un gran país.

 

Este momento de avance y crecimiento quedó marcado con la celebración de la Exposición General en Bruselas, la primera exposición mundial de importancia después de la Segunda Guerra Mundial. Esta, al igual que las Exposiciones Universales que se habían llevado a cabo anteriormente, servía para mostrar logros científicos en diversos campos y poner a la humanidad como protagonista principal.

 

Gracias esta fantástica exposición, Bélgica creó el que se convertiría en uno de sus edificios más reconocibles, el Atomium.

Como es el Atomium

¿Cómo es el Atomium?

El nombre de esta construcción viene del latín, y significa átomo. La denominación tiene mucho sentido, ya que este monumento tiene la forma de un cristal de hierro. Su construcción estuvo a cargo del famoso arquitecto belga, André Waterkeyn.

 

Armar esta enorme pieza arquitectónica no fue nada fácil, porque la estructura era inestable, y se necesitaron de tres torres para poder sostener sus pesadas esferas, que están conectadas por una serie de túneles, los cuales también sirven como camino entre una esfera y otra.

 

A pesar de su complejidad, la construcción del Atomium fue rápida, y estuvo lista para ser presentada en la Exposición General de 1958. Al inicio, se pensaba que sería solo una atracción temporal y que luego sería desarmada.

 

Por suerte, el Atomium ganó mucha popularidad, por lo que pasó de ser una estructura temporal a una permanente. Hoy en día, es uno de los puntos turísticos más visitados de toda Bruselas.

¿Qué ver en el Atomium?

El Atomium está ubicado en Laeken, justo a las afueras de Bruselas. Si vas a visitarlo, podrás ver de cerca su impresionante estructura, es incluso subir por uno de sus ascensores hasta su esfera principal, desde donde podrás ver una de las vistas más hermosas de Bruselas y, especialmente, del vecindario de Laeken.

 

Además, podrás disfrutar de su restaurante, ideal si buscas un sitio para sentarte a descansar, relajarte y comer algo delicioso. Igualmente, en la esfera superior suelen celebrarse eventos culturales y hay un pequeño museo, en donde se cuenta la historia de la Exposición General de 1958, del Atomium y de todo su proceso de construcción.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Atomium, símbolo de Bruselas

Sandra T.
16 de febrero de 2021 a las 15:20

Es el icono de Bruselas y a pesar de que está un poco alejado del centro de la ciudad tienes que dedicar una mañana a observarlo. Si decides subir al mirador que hay dentro recomiendo que reserves con anticipación porque hay mucha cola.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *