Close
El Jardín Botánico
3.7/5
Tripaim

El Jardín Botánico, un parque inigualable.

Los espacios verdes son una de las cosas más preciosas de puede tener cualquier ciudad, y si estos están repletos de distintos tipos de flores, plantas y monumentos, pues aún mejor. Bruselas puede presumir de sus numerosos parques, y hoy vamos a conocer uno de los más famosos, el Jardín Botánico.

Índice de contenido

¿Por qué se fundó el Jardín Botánico?

Aunque su nombre sea Jardín Botánico, hace mucho que este parque no cumple con esa función. En sus inicios, fue parte un antiguo palacio de Bruselas, el cual atravesó una serie de reformas cuando Bélgica estuvo bajo dominio francés.

 

Con el pasar del tiempo, el Jardín Botánico fue haciéndose cada vez más popular, no solo entre los miembros de las familias nobles, sino entre todos los amantes de la botánica.

 

Este parque destaca por sus encantadores estanques, sus fuentes, sus espacios de esparcimiento y, por supuesto, por su colección de plantas. Estas fueron traídas al lugar a mediados del siglo XIX, y desde entonces se han cultivado y conservado una amplia variedad de flores, árboles y plantas, tanto nativas de Europa como procedentes de otras partes del mundo.

 

Posteriormente, el Jardín Botánico se convirtió en un espacio de reunión para los interesados en la horticultura.

¿Vas a recorrer el Jardín Botánico?

Hoy en día, este es uno de los parques más notorios de toda la capital belga, siendo muy popular entre los locales y un pequeño oasis de tranquilidad para los turistas.

 

Del mismo modo, el Jardín Botánico tiene un significado especial para la comunidad francesa de la ciudad y para los ciudadanos belgas francoparlantes, ya que es uno de las herencias más destacables que el dominio francés dejó en Bruselas.

 

Igualmente, este jardín fue una de las bases sobre las que se fundó el actual Jardín Botánico de Bélgica, un centro especializado en la investigación, clasificación y conservación de distintos tipos de flora procedentes de todos los continentes.

 

En realidad, muchas de las plantas y flores que se muestran actualmente en el Jardín Botánico Nacional estuvieron primero en el parque, y después fueron trasladadas a su nuevo lugar.

Asimismo, podemos ver vestigios del pasado del Jardín Botánico en distintas zonas del parque. Su único edificio, una rotunda con techo en forma de cúpula, solía servir como centro de estudio para los botánicos, pero hoy en día es un punto de reuniones culturales.

 

En la rotunda también podemos hallar una pequeña cafetería y a su alrededor hay una hilera de estatuas, que representan el invierno, el verano y el otoño, además, hay otras esculturas que muestran a dos ninfas y a un ángel sosteniendo un laurel.

¿Por qué visitar el Jardín Botánico?

Conocer una nueva ciudad es una experiencia extraordinaria, pero que también nos puede dejar un poco cansados al final del día.

 

Si estás de paso por Bruselas y buscas un lugar tranquilo, precioso, apacible y sereno en donde relajarte, descansar y pasar un buen rato, entonces el Jardín Botánico es tu opción perfecta.

 

Allí podrás dar un paseo, ver sus distintos tipos de flores, apreciar sus plantas, descansar a la sombra de sus árboles, comer algo en su cafetería y conocer sus distintas estatuas, cada una con un significado especial.

 

¡No esperes más! Ven a Bruselas y descubre el Jardín Botánico.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “El Jardín Botánico

Gabriela Mendez
14 de febrero de 2021 a las 19:10

Que preciosa estructura, sin duda vale mucho la pena para admirarlo de cerca ni que sea por fuera. Los jardines son pequeños, pero junto al edificio crean un entorno mágico. Es un lugar por el que pasear tranquilamente y tomar muchas fotos.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *