Close
La Basílica del Sagrado Corazón
4.5/5
Tripaim

La Basílica del Sagrado Corazón, joya de la arquitectura.

En Bruselas, la capital y ciudad más importante de Bélgica, encontramos la sexta capilla más grande del mundo, y una de las más notorias de toda Europa. Hablamos de la Basílica del Sagrado Corazón, un auténtico tesoro para el catolicismo, para su país y para el movimiento arquitectónico del art déco.

Índice de contenido

Visitar la Basilica del Sagrado Corazon

La complicada historia de la Basílica

Cuando Europa llegó al siglo XX, muchas de sus naciones pasaban por un buen momento. Por aquel entonces, los estados europeos dominaban casi todo el mundo, y las riquezas de las colonias se hacían notar en el crecimiento económico de las principales potencias occidentales.

 

Bélgica, conocida por su domino en parte de África, era uno de estos países privilegiados, por lo que en 1905, inició la construcción de una capilla que llegaría a estar entre las más valiosas del continente.

 

Sin embargo, esta prosperidad no duró demasiado. Solo unos cuantos años después, en 1914, Europa se vio afectada por uno de los peores conflictos bélicos de toda la historia de la humanidad, la Primera Guerra Mundial.

 

Durante esta disputa, Bélgica fue invadida, saqueada y las reservas del Estado dejaron de financiar el proyecto de la Basílica del Sagrado Corazón, para poder soportar el enorme gasto del conflicto.

 

No sería hasta 1919 cuando se retomaría el proyecto de la Basílica, su diseño gótico original había sido dejado de lado para favorecer el modelo de art déco, con el cual sería más fácil y rápido terminar de construir la iglesia.

Conocer la Basilica del Sagrado Corazon

¿Cómo es la Basílica del Sagrado Corazón?

La característica más resaltable de esta importante capilla, es su gran tamaño. Pocos templos religiosos europeos son tan visibles como esta basílica, y como está ubicada sobre una colina, desde su cima se pueden ver casi todos los rincones de Bruselas, siendo el mejor mirador de la ciudad.

 

Igualmente, la Basílica del Sagrado Corazón tiene un gran significado para Bélgica, ya que es un símbolo de resistencia. No pudo inaugurarse sino hasta 1975, más de cuarenta años después de que el rey Leopoldo colocara la primera piedra.

 

Esta magnífica capilla, que tuvo que soportar los golpes de las dos guerras mundiales y los dificilísimos periodos de posguerra, también es famosa por sus bellísimos vitrales, sus altos techos, su impresionante fachada, sus torres, sus cúpulas, sus ventanales y demás decorados.

 

También destacan de ella sus colores, que son una peculiar mezcla de verde, con el rojizo de los ladrillos y la terracota de las fachadas.

Visitas de Bruselas

¿Qué ver en la Basílica del Sagrado Corazón?

Además de sus increíbles obras de arte, su diseño arquitectónico y su valor religioso, en la Basílica del Sagrado Corazón podemos hallar un restaurante, dos museos, una emisora de radio e incluso un teatro.

 

Del mismo modo, este templo católico es el más importante para las congregaciones hablantes del idioma flamenco y neerlandés, puesto que gran parte de la región es protestante o calvinista.

 

La Basílica del Sagrado Corazón puede recibir a unas 3.500 personas dentro de sus inmensas paredes. Por sus particularidades, este es uno de los puntos turísticos más visitados de Bruselas, pero rara vez las multitudes llenan por completo la iglesia.

 

Si quieres descubrir es esta gran joya del art déco, puedes ir a conocerlo cualquier día del año, ya que sus puertas siempre están abiertas para recibir a nuevos visitantes.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “La Basílica del Sagrado Corazón

Juan Durán
17 de febrero de 2021 a las 21:36

Este templo está entre las cinco basílicas más grandes que hay en el mundo, es enorme y fue construida hace relativamente poco en el siglo XX. Es por eso que su diseño es muy novedoso, pertenece al estilo Art Decó. Aunque está un poco lejos del centro vale la pena tomar el transporte público para ir a verla.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *