Close
Palacio de Westminster
4.3/5
Tripaim

Palacio de Westminster, la casa del parlamento.

Uno de los edificios más importante de todo Reino Unido es el Palacio de Westminster, antigua residencia real y actual centro legislativo del gobierno británico. El mítico Palacio de Westminster no es solo un símbolo de poder político, sino un emblema cultural para toda la ciudad de Londres. ¡Ven y descubre sus secretos!

Índice de contenido

Como es el Palacio de Westminster

¿Cuál es el origen del Palacio de Westminster?

La construcción de esta imponente obra arquitectónica inició en el año 1840, sin embargo, su historia se remonta a épocas medievales. Al principio, la zona donde se encuentra el palacio destacaba por su cercanía al río Támesis, y por su importante relación con la Abadía de Westminster.

 

Allí se asentaron numerosos reyes ingleses, y la primera construcción en llevar el nombre de Palacio de Westminster se convirtió en el principal centro de poder de toda Inglaterra. No sería hasta el año 1530 en el que Enrique VIII, entonces rey inglés, cambió la residencia real al Palacio de York.

 

Mientras el monarca, su familia y su corte se adaptaban a su nuevo hogar, el Palacio de Westminster pasó a ser un edificio dedicado a las reuniones políticas.

 

La historia del antiguo palacio terminó el 1834, cuando un feroz incendio lo devoró casi por completo. Luego, empezó la construcción del Palacio de Westminster moderno, el cual incluye las cámaras del parlamento británico.

Visitas al Palacio de Westminster

¿Cómo es el Palacio de Westminster?

Inaugurado en el año 1876, el Palacio de Westminster destaca por su estilo gótico, sus altas torres y sus espaciosos salones. La nueva casa del parlamento era más grande que la antigua residencia real, aunque los arquitectos que diseñaron la obra intentaron mantener en pie todos los edificios medievales que fueron parte de la estructura original.

 

Además de sus amplias salas, pasillos, bibliotecas y cámaras de reunión, el palacio es famoso por sus preciosos jardines. Estas áreas verdes, aunque son pequeñas e incluso pueden pasar un poco desapercibidas, están abiertas al público y permiten que los visitantes se sientan más cerca al Palacio de Westminster.

 

Otra de las características más llamativas del palacio es su color arenoso, causado por las piedras originales que utilizaron para revestir las paredes exteriores del edificio.

 

Los espacios interiores del Palacio de Westminster están exquisitamente decorados, y siguen un estilo inglés tradicional. Sus dos habitaciones más conocidas son la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes, en donde se debate la legislación británica.

¿Por qué no puedes dejar de visitar el Palacio de Westminster?

Si deseas conocer Londres, no puedes dejar de lado su impresionante historia, además, el Palacio de Westminster es un Patrimonio de la Humanidad.

 

Ten en cuenta que el Palacio de Westminster es un edificio de gran importancia política, por lo que el acceso puede ser restringido, sobre todo cuando el parlamento está en sesión. Sin embargo, hay visitas guiadas y espacios públicos, en donde los visitantes tienen libre acceso.

 

Del mismo modo, el Palacio de Westminster se encuentra muy cerca de otras icónicas construcciones londinenses, como el Tower Bridge y el Puente de Westminster. Otros, como el internacionalmente famoso Reloj Big Ben, forman parte de la propia estructura del palacio.

 

Así que si quieres irte de Londres con una sonrisa en el rostro, sintiendo que viste todo lo que querías ver, el Palacio de Westminster es una visita imperdible.

Como es el Palacio de Westminster

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *