Close
NEMO, museo de la ciencia
4.5/5
Tripaim

NEMO, el museo de ciencias de los Países Bajos.

En Países Bajos y, especialmente, en Ámsterdam, no son pocos los museos que cada año atraen a miles de turistas. Pero hay uno que destaca por sobre el resto, y se ha ganado el honor de ser uno de los más importantes del país. Hablamos de NEMO, el gran museo de ciencias neerlandés.

Índice de contenido

Visitas en Amsterdam

¿Cuáles son los orígenes de NEMO?

El Museo NEMO fue fundado en el año 1923, al inicio, era un lugar pequeño y discreto, en el que se exponían diversos artefactos industriales, que enseñaban al público cómo funcionaban y cuáles eran sus procesos. En esa época, el NEMO era conocido como Museo del Trabajo.

 

Con el pasar de los años, la colección del NEMO creció ampliamente. Ya no era solo un espacio dedicado a las distintas formas del trabajo, sino que era el sitio ideal para presentar diversas exposiciones científicas y divulgar los avances que la ciencia estaba logrando en campos como la biología, la genética y el electromagnetismo.

 

Además, el propio edificio del museo, diseñado por el reconocido arquitecto italiano Renzo Piano, es toda una atracción por derecho propio, y también es muy fácil de reconocer a simple vista.

¿Qué ver y hacer en el Museo NEMO?

Actualmente, el NEMO es uno de los museos más importantes de todos los Países Bajos, y es el quinto más visitado.

 

Recorrerlo es una experiencia para todos los sentidos, ya que está repleto de numerosas curiosidades científicas, experimentos y exhibiciones. Una de las cosas más atractivas del museo es que tiene salas interactivas, en donde los visitantes pueden realizar sus propios experimentos, contando con la atenta ayuda de los guías.

 

Igualmente, el NEMO presenta una gran variedad de temas, que son explicados de la manera más sencilla posible. Hoy en día, podemos encontrar en el NEMO salones dedicados a la exploración del universo, a la antropología, a la construcción, a los distintos tipos de energía, a las matemáticas, a la geometría y a muchísimas cosas más.

 

Del mismo modo, el NEMO también tiene su toque de historia, ya que una de sus exposiciones más visitadas es la que muestra cómo la ciencia fue descubriendo cosas nuevas con el pasar de los siglos.

 

Más allá de sus interesantísimas salas de aprendizaje, el NEMO cuenta con una terraza ubicada en su quinto piso, desde donde se puede apreciar una vista incomparable del paisaje de Ámsterdam.

 

Del mismo modo, si vas a visitar el NEMO y quieres descasar después del paseo, el museo tiene su propia cafetería, ideal para sentarse un rato y comer algo delicioso.

¿Cómo planificar una visita el NEMO?

Para disfrutar de la maravillosa experiencia de visitar el Museo NEMO, lo primero que debes hacer es dirigirte a su página web oficial y adquirir tu entrada. El precio de este varía dependiendo de la edad. Los niños menores de 4 años entran gratis, mientras que el para el resto de los visitantes es de pago.

 

Si vas a recorrer el NEMO, también tendrás la oportunidad de descubrir uno de sus tesoros, un barco velero autentico, que data de la época del Siglo de Oro Holandés.

 

Descubrir el Museo NEMO es una vivencia fantástica, que no te puedes perder mientras estás de paso por Ámsterdam.

Como es NEMO

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “NEMO, museo de la ciencia

Carlos Marta y Luca
4 de diciembre de 2020 a las 21:08

Es un buen lugar para ir si viajas con niños, totalmente recomendable. Ellos se divierten mientras que aprenden y no están aburridos para nada, incluso nosotros los adultos lo pasamos genial.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *