Close
La Puerta de Alcalá
3.5/5
Tripaim

La Puerta de Alcalá, un ícono de Madrid.

La capital de España es una ciudad histórica, en donde a cada paso se puede encontrar algo que refleje su interesante pasado. Uno de sus lugares más simbólicos, la Puerta de Alcalá, rememora una época en la que esta era una de las principales entradas a Madrid, y hoy vamos a conocerla.

Índice de contenido

Visitar la Puerta de Alcalá

¿De dónde surgió la Puerta de Alcalá?

Europa fue, durante el medioevo y sus épocas posteriores, un continente conflictivo, en donde las poblaciones tenían que protegerse de asedios y posibles invasiones. Por ese motivo, distintas ciudades como Segovia, Toledo y Madrid, crecieron dentro de las delimitaciones marcadas por sus murallas.

 

En el caso de Madrid, las murallas jugaban un papel importante, ya que no solo debían   proteger a los ciudadanos, sino que también les correspondía permitir el paso de los viajeros y del comercio.

 

Esta es la razón por la que una de las puertas más importantes de Madrid, la de Alcalá, tiene forma de arco. Diseñada por el arquitecto Francesco Sabatini y fundada en el año 1778, esta puerta ha dado la bienvenida a miles de viajeros, y presenciado algunos de los momentos más importantes de la historia de España.

Conocer la Puerta de Alcalá

¿Cómo es la Puerta de Alcalá?

El diseño de la Puerta de Alcalá corresponde a los utilizados en los arcos de triunfo, por lo que es similar al famoso monumento parisino. Igualmente, por su tipo arquitectónico, clasifica como una obra neoclásica.

 

Tal y como lo indica su nombre, esta es una puerta de gran tamaño. Antiguamente, los visitantes que llegaban a Madrid debían atravesar su arco principal, el cual está acompañado por otros dos de menor tamaño. Por ser un histórico paso fronterizo, la puerta está adornada con los emblemas nacionales de España.

 

Además, la Puerta de Alcalá es conocida por haber soportado momentos de mucha dificultad. Fue testigo de la creación de la Gran Vía, presenció los estragos que la Guerra Civil Española causó en Madrid, estuvo durante todos los cambios de gobierno del siglo XX y formó parte de la modernización de la sociedad madrileña.

 

Hoy en día, la Puerta de Alcalá es un Bien de Interés cultural, y también uno de los puntos turísticos más visitados de Madrid. En sus cercanías, es común que se realicen diferentes actos culturales, e incluso ha sido protagonista en distintos festivales de música.

 

Así que si hay un lugar que vislumbre el alma de Madrid, sin duda alguna, ese es la Puerta de Alcalá.

Descubriendo la Puerta de Alcalá

No hay que tener un itinerario ni pagar una entrada para conocer la Puerta de Alcalá. Ella está ahí para recibir los viajeros y turistas, como lo ha hecho desde su primer día.

 

Cuando estés cerca de la puerta, puedes aproximarte y tomar grandiosas fotografías. Del mismo modo, busca en su cima, más arriba de su arco más alto, a las estatuas que la custodian.

 

Estas representan la Fortaleza, la Justicia, la Prudencia y la Templanza, y cada una tiene características únicas, por lo puedes tomarte un momento para tratar de identificarlas a cada una.

 

No olvides que está es una zona muy animada, por lo que incluso podrías hacer amigos nuevos o ir de paseo con tus acompañantes. De cualquier manera, la Puerta de Alcalá te va a encantar.

Cómo llegar

Cómo es Madrid

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *