Close
Cárcel de Patarei
3.5/5
Tripaim

La tenebrosa Cárcel de Patarei.

En Tallin, la capital de Estonia, podemos encontrar encantadoras calles, maravillosas plazas, bellísimos jardines y demás lugares que parecen salidos de un cuento de hadas. Sin embargo, hay una zona famosa por su terrible pasado y tenebroso presente, la Cárcel de Patarei.

Índice de contenido

Una prisión entre Rusia y Estonia

El Imperio Ruso, durante su época de gloria, fue una de las potencias más grandes de Europa. Sus dominios incluían los territorios de naciones que hoy en día son independientes, como Polonia, Lituania, Letonia, Finlandia y, por supuesto, Estonia.

 

De hecho, Estonia era uno de los países geográficamente más cercanos al Imperio Ruso, y ambas naciones compartían un importante punto de intercambio comercial en el Mar Báltico. Fue allí, en las aguas cercanas al puerto de Tallin, donde el zar Nicolás II ordenó la construcción de un cuartel militar.

 

Sin embargo, este cuartel pasaría a convertirse en una prisión, que durante más de 50 años aterrorizó a todos los acusados cuyas condenas deberían cumplirse allí.

 

Actualmente, la Cárcel de Patarei es un museo, en el cual se muestra cómo era la vida carcelaria de las personas que estuvieron presas en aquel lugar, y cuáles eran los delitos que se pagaban con una estadía en esta infame prisión estonia.

La Cárcel de Patarei y el Régimen Soviético

Paterei, cuyo nombre en estonio significa batería, funcionó desde que Estonia declaró su independencia del Imperio Ruso, a finales del siglo XIX. Desafortunadamente, esta libertad no dudaría demasiado, ya que Estonia fue uno de los países más afectados por la Segunda Guerra Mundial.

 

El ejército alemán deseaba tener el control sobre los puertos y canales más importantes del mar Báltico, y para hacerlo tuvo que conquistar Tallin. Durante esa época, muchos ciudadanos judíos procedentes de esa ciudad y de otras partes del país, fueron hechos prisioneros y se les encerró en la Cárcel Patarei.

 

Sin embargo, el verdadero terror llegó después de la derrota de Alemania y la victoria de los Aliados. La Unión Soviética de apoderó de casi todas las naciones de Europa Oriental, incluyendo Estonia.

 

La cercanía que había entre la Cárcel Patarei y Rusia, la convirtió en el lugar ideal para que la KGB, organización que desempeñó el papel de policía secreta  en la Unión Soviética, encarcelara a una enorme cantidad de presos políticos, muchos de los cuales tendrían sentencias espantosas y serían deportados a Siberia.

 

Del mismo modo, en la Cárcel Patarei también se realizaban ejecuciones, sesiones de tortura y brutales interrogatorios.

Visitas en Tallin

¿Por qué visitar la Cárcel de Patarei?

La historia de Patarei es una de las más fascinantes, aunque lúgubres, de toda la capital estonia. Por lo tanto, visitarla es echarle un vistazo al pasado reciente de este país, que aún lleva las cicatrices de años de represión, censura y temor.


Del mismo modo, la Cárcel de Patarei guarda los recuerdos y vivencias de muchos de sus prisioneros, varios de los cuales nunca lograron recobrar su libertad. Así que si te da curiosidad y te gusta explorar los secretos ocultos en los edificios abandonados, este es uno de tus imperdibles.


Ten en cuenta que la Cárcel de Patarei ofrece recorridos privados, que te llevarán a recorrer toda la estructura de la prisión. Estos se dictan en inglés, ruso o estonio.


Desde este lugar una buena idea es recorrer el Barrio de Kalamaja, uno de los barrios más antiguos de Tallin.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

2 Comentarios en “Cárcel de Patarei

Erick Pereda
15 de enero de 2021 a las 22:54

Este es un lugar que te hace reflexionar y te conmueve. En las celdas se puede ver información sobre el régimen comunista y paneles informativos de los diferentes grupos de presos: agricultores, ex políticos, etc. y una historia personal de uno de los miembros de cada grupo en la cárcel. También hay información sobre otras partes de la prisión como la sala de ejecución…

Responder
Margarita L.
27 de diciembre de 2020 a las 18:06

Los sucesos que ocurrieron en este lugar son escalofriantes, por lo que si eres muy sensible puede resultarte difícil realizar este recorrido. La prisión es muy grande y lo que está expuesto en el recorrido de la visita te hace sentir algo muy extraño.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *