Close
La Puerta de Brandeburgo
4.3/5
Tripaim

La Puerta de Brandeburgo, el gran símbolo de Berlín.

Las capitales europeas están entre las metrópolis más diversas, modernas y vanguardistas del mundo. Sin embargo, ninguna es como Berlín, la capital alemana y centro económico de la región. En esta urbe, podemos encontrar verdaderos tesoros históricos y culturales, de entre los que destaca la Puerta de Brandeburgo, el monumento berlinés más famoso de todos.

Índice de contenido

¿Qué es la Puerta de Brandeburgo?

Antiguamente, los muros que rodeaban las ciudades eran algo común, estos servían para proteger a los habitantes y mantener fuera a los invasores, así como para señalar los límites de una metrópoli.

 

Berlín contaba con sus propias murallas, dentro de las cuales se llevaban a cabo la mayoría de las actividades cotidianas. A pesar de ello, la capital alemana crecía rápidamente, y pronto el espacio seguro dentro de los muros dejó de ser suficiente.

 

Por lo tanto, se empezó a construir una zona nueva, que fuese parte de Berlín pero que estuviera ubicada más allá de las murallas. Este proyecto fue idea del rey prusiano, Francisco Guillermo, y gracias a él se creó la actual Puerta de Brandeburgo.

 

Esta fue construida justo donde estaba la antigua puerta de las murallas, y en sus inicios, fue una de las edificaciones más grandes e imponentes de toda la ciudad.

Visitas en Berlin

¿Cómo es la Puerta de Brandeburgo?

Por su apariencia, la Puerta de Brandeburgo puede ser confundida con un arco del triunfo, como el que se haya en la ciudad de París. Pese a ello, este símbolo berlinés no fue creado para honrar a ningún héroe nacional.

 

No obstante, la Puerta de Brandeburgo es un lugar sorprendente. Destaca por sus robustos pilares de estilo neoclásico, los cuales señalaban cada una de las entradas que daban hacía Berlín.

 

Además, los detalles decorativos de esta famosa puerta son tan delicados como magníficos. En su ático, ubicado encima de sus pilares, es posible observar un diseño en relieve, el cual muestra una escena entre Hércules y Nike, personajes de la mitología griega, en donde la diosa le entrega al guerrero un trofeo de la victoria.

 

Asimismo, hablar de la Puerta de Brandeburgo es mencionar su impresionante estatua superior, la cual puede verse desde lejos y forma uno de los conjuntos escultóricos más representativos de Berlín. Este muestra a la diosa Irene guiando una cuadriga de corceles mientras sostiene una lanza, y sobre ella, una guirnalda decorada con una cruz de hierro y un águila.

La visita que no puedes dejar pasar

Berlín está repleta de lugares fascinantes, que cada año atraen a millones de viajeros y que se han convertido en atractivos turísticos de primer nivel. Sin embargo, si hay un lugar que no puedes dejar pasar mientras estas de visita en la capital de Alemania, ese es la Puerta de Brandeburgo.

 

Esta resistió no solo a los peores días de la Segunda Guerra Mundial, conflicto que casi la destruyó por completo, sino que también soportó la ocupación aliada y el posterior régimen soviético, convirtiéndose en ejemplo de la resistencia y valentía de los ciudadanos berlineses.

 

Hoy en día, la guerra y la represión han quedado muy lejos de la Puerta de Brandeburgo, pero esta sigue allí, lista para recibir a cualquier persona que quiera descubrir los secretos de Berlín, una ciudad maravillosa que seguro te encantará.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *