Close
La Madeleine
4.6/5
Tripaim

La impresionante iglesia de la Madeleine.

Este templo católico es una rareza, y es que a simple vista parece más un antiguo monumento griego que una iglesia. Esta peculiaridad ha convertido a la iglesia de la Madeleine en un punto turístico de gran demanda, que atrae a miles de visitantes cada año, procedentes de todas partes del mundo.

Índice de contenido

¿Por qué la iglesia de la Madeleine tiene un diseño tan curioso?

La iglesia de la Madeleine original fue uno de los primeros templos católicos de París, cuando el territorio francés aún era conocido como el reino de los francos.

 

El tiempo dañó la estructura de la iglesia, por lo que tuvo que ser demolida, y para reemplazarla, otra iglesia empezó a ser rápidamente planificada. Sin embargo, la nueva Madeleine tendría un inicio difícil, y es que una larga serie de acontecimientos impidió que esta fuese terminada durante su plazo establecido.

 

Los primeros pasos en la construcción de la Madeleine se dieron en el año 1764, cuando se le entregó el proyecto al arquitecto francés, Pierre Contant d’Ivry. Sin embargo, Contant d’Ivry moriría en 1777, dejando el edificio sin terminar.

 

Luego vino la Revolución Francesa, que detuvo por completo el proceso de construcción, el cual no iniciaría de nuevo hasta el ascenso al poder de Napoleón Bonaparte.

 

Bonaparte ordenó derrumbar todo lo que se había hecho de la Iglesia Madeleine, y en su lugar mandó a construir una diferente, siguiendo un estilo neoclásico, pensado para honrar a todos los franceses que habían sido parte de la Armada nacional.

Visitas de Paris

¿Cómo es la iglesia de la Madeleine actualmente?

Hoy en día, la Iglesia de la Madeleine es uno de los edificios más maravillosos de París. La estructura del lugar llama mucho la atención de los turistas, ya que no parece ser una iglesia. De hecho, es común que se le confunda con un antiguo templo romano o griego.

 

A pesar de ello, el diseño, el estilo y la distribución de la Madeleine es sencillamente fascinante. Su fachada es espectacular, destacándose las 52 columnas que mantienen la estructura en pie.

 

Su interior está exquisitamente diseñado y adornado. Al igual que su fachada, los espacios internos de la Madeleine son peculiares. El lugar tiene una iluminación muy tenue, por lo que parece estar siempre en la penumbra, además, los decorados son precisos, y pareciera que en su interior nada falta o sobra.

 

Del mismo modo, el arte está presente dentro de la Madeleine. En la cúpula puede verse un intrincado fresco, que cuenta la historia del catolicismo, y el Altar Mayor está dominado por una estatua de María Magdalena.

Visitar la Madeleine

¿Cómo llegar a la iglesia de la Madeleine?

Esta iglesia se encuentra al final de la calle Rue Royale, en una plaza que lleva el mismo nombre que el edificio y que se encuentra entre la Plaza de la Concordia y el Teatro de la Ópera.

 

Al ser una zona muy transitada, es sencillo llegar hasta ella, aunque la forma más fácil de hacerlo es en transporte público. Las líneas 8, 12 y 14 del metro de París tienen estaciones cercanas a la iglesia de la Madeleine, por lo que podrás cubrir el trayecto rápidamente.

 

En cuanto al templo, la entrada es gratuita, y podrás ir a visitarlo cualquier día de la semana. Si quieres irte de París sintiendo que has conocido uno de sus secretos más preciados, no dudes en ir a conocer a la Madeleine.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *