Close
Palacio de Viana de Córdoba
4.3/5
Tripaim

Palacio de Viana, multitud de patios.

En Córdoba abundan los jardines y las casas hermosas, en la ciudad es posible encontrar algunos lugares de esparcimiento que nos hacen querer quedarnos allí para siempre. Uno de ellos es el Palacio de Viana, un antiguo complejo vacacional perteneciente a la nobleza que, hoy en día, es uno de los sitios más visitados de la ciudad.

Índice de contenido

Viana, el palacio para vacacionar

Antiguamente, era común que las familias nobles tuvieran amplias mansiones en donde pasaban sus vacaciones veraniegas. El Palacio de Viana, ubicado en la hermosa ciudad de Córdoba, era una de esas casas.

 

Al igual que la mayoría de los monumentos y estructuras cordobesas, el Palacio de Viana es antiguo. Su construcción data del siglo XV, y en sus inicios era más una casa que un palacio. Pero con el pasar de los años, el lugar se fue expandiendo hasta convertirse en una auténtica maravilla arquitectónica.

 

Actualmente, el Palacio de Viana tiene un total de doce patios exteriores, cada uno con su propio jardín, numerosas fuentes, un edificio principal que alberga tres grandes salones, diversos balcones, cinco dormitorios y cuatro galerías.

 

Con tanto que ofrecer, no es de extrañar que el Palacio de Viana se haya convertido en un atractivo turístico tan importante para la ciudad de Córdoba. Pero eso no es todo, su amplio valor histórico y cultural hizo que se le nombrara Bien de Interés Cultural.

Visitar el Palacio de Viana

¿Qué ver en el Palacio de Viana?

Como ya mencionamos, el Palacio de Viana está repleto de tesoros, que pueden encontrarte en sus enormes jardines y sus imponentes espacios interiores.

 

Pero si quieres ir al palacio para visitar un lugar en específico, podemos darte algunas opciones que harán de tu recorrido una experiencia inolvidable.

 

Para empezar, puedes ir al Patio de las Columnas, el más grande y espacioso de todo el complejo. Allí podrás disfrutar del aire libre, de las flores, la gran fuente principal y el agradable ambiente del lugar. Por su tamaño, el Patio de las Columnas suele ser el elegido para llevar a cabo diversas celebraciones y festivales culturales.

 

Después de dar un relajante paseo por los jardines, puedes dirigirte al interior del palacio, en donde hallarás todo un universo por descubrir. Si quieres saber cómo era la cotidianidad de los antiguos residentes del lugar, puedes visitar el Dormitorio Negro, el Comedor o el Salón Rojo.

 

Asimismo, y si te interesa el arte, disfrutarás mucho recorriendo las galerías del Palacio de Viana, en donde verás importantes colecciones de arte histórico cordobés y mudéjar, así como un gran repertorio de textiles que solo encontrarás en este lugar.

¿Cuándo visitar el Palacio de Viana?

Si vas a pasar unos días en la ciudad de Córdoba y visitar el Palacio de Viana se encuentra entre tus planes, no puedes olvidar que este es uno de los puntos de interés turístico más visitado de toda la región.

 

Por ese motivo, sugerimos que planifiques tu visita con algo de antelación, para evitar los grandes grupos de personas que pueden aglomerarse en los jardines o dentro del palacio.

 

Pero si no le temes a las multitudes, puedes ir en un día especial, como en la Festividad de las Cruces de Mayo, y disfrutar de esta importante celebración dentro de las hermosísimas instalaciones del Palacio de Viana. Ten por seguro que no te arrepentirás.

Cómo llegar

Qué ver en Córdoba

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

2 Comentarios en “Palacio de Viana de Córdoba

Cristina M.
26 de octubre de 2020 a las 16:09

Es uno de los imprescindibles de la ciudad, ofrece una visita espectacular por su arquitectura, sus jardines, salones que mantienen su decoración antigua y la colección de arte que hay en el.

Responder
Roberto Andrade
3 de octubre de 2020 a las 21:44

Es la segunda vez que visito Córdoba, la primera fue una visita express en la que no me dio tiempo de conocer el Palacio de Viana. Recomiendo muchísimo su visita, pude acceder a los patios pero no a las salas por que ya estaban cerrando y nos quedamos con ganas de ver su belleza interior. Para que no te pase como a mi ve con tiempo porque hay mucho que ver!!

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *