Close
El Puente Romano
4/5
Tripaim

Puente Romano de Córdoba, un paseo por la historia.

Los siglos de historia de la ciudad de Córdoba pueden verse en cada esquina de la ciudad. Es difícil recorrerla y no encontrar algún monumento que recuerde el largo pasado de los cordobeses, y de cómo su ciudad ha ido cambiando con el pasar de los siglos. Pero entre tanta evolución, hay una constante, el legendario Puente Romano.

Índice de contenido

Un camino para cruzar el río Guadalquivir

Córdoba no tiene costa marítima, de hecho, se encuentra relativamente lejos del mar. Sin embargo, esta ciudad fue construida cerca de la ribera del río Guadalquivir.

 

Esta ubicación geográfica no significó ningún problema para los primeros habitantes de la ciudad, pero a medida que Córdoba crecía y se hacía más importante, los asentamientos empezaron a dividirse y separarse entre sí, por lo que fue necesario crear un puente que conectara las dos partes de la ciudad.

 

La solución no tardó en llegar, el Imperio Romano administraba la ciudad, por lo que rápidamente se planificó la creación de un puente sobre el río Guadalquivir. El objetivo principal era facilitar el tránsito, el intercambio de bienes y el comercio entre los cordobeses.

Por lo tanto, se inició la construcción del mítico Puente Romano, el cual se ha mantenido en pie desde el siglo I a.C.

Cómo es Cordoba

El puente viejo de Córdoba

Para los cordobeses, el Puente Romano es uno de los emblemas más importantes de la ciudad, además de un icono cultural incomparable.

 

Durante muchísimos años, el Puente Romano fue el único puente de Córdoba, por lo que se le conoce como el “puente viejo”. Como es lógico, el puente ha tenido que pasar por una serie de reconstrucciones para poder seguir funcionando, pero actualmente se encuentra en muy buen estado, y es un importante paso peatonal.

 

Sin embargo, la relevancia del Puente Romano ha superado las fronteras de Córdoba, e incluso las de Andalucía, ya que hoy en día es considerado como un Bien de Interés Cultural por la legislación española, además de haber sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

 

Tales honores no son para menos, el Puente Romano ha sido testigo de la larguísima historia cordobesa, unió la ciudad, la conectó consigo misma y nunca ha defraudado a los cordobeses que intentan cruzar el río Guadalquivir.

 

Por estos motivos, su popularidad como punto de interés turístico no ha hecho más que aumentar, convirtiéndose en uno de los atractivos más solicitados por los miles de turistas que visitan Córdoba cada año.

Conocer Córdoba

¿Cuándo visitar el Puente Romano?

El Puente Romano es una vía de paso peatonal, por lo que está abierto todos los días del año. Es importante recordar que tanto locales como visitantes hacen uso frecuente de este puente.
Pero si lo tuyo no son las grandes multitudes, y quieres apreciar el Puente Romano en toda su grandeza arquitectónica, te sugerimos que pases por él temprano en la mañana, durante las primeras horas del día.


Si lo haces, no solo serás capaz de apreciar toda la extensión del puente, sino que también podrás disfrutar de una de las vistas más espectaculares de la ciudad de Córdoba. En el mismo lugar se encuentra la Torre de la Calahorra, puedes aprovechar la ocasión para también visitarla.


No lo olvides, si estás de paso y quieres vivir una experiencia que te transportará hasta los primeros años de esta maravillosa ciudad, aprovecha el tiempo y da una caminata por el Puente Romano.

Cómo llegar

Qué ver en Córdoba

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

4 Comentarios en “El Puente Romano

Beatriz J.
13 de octubre de 2020 a las 18:01

Un vestigio Romano que ha llegado hasta nuestros días. A mi personalmente me gusto mucho más de día que de noche, ya que podías apreciar mejor los monumentos que se ven desde el puente. Un paseo para recordar! 🙂

Responder
Leonela Martínez
5 de octubre de 2020 a las 21:34

Que calor!! si vas a Córdoba en verano te gustará muchísimo por que es imposible que no te guste esta ciudad, pero tienes que tener en cuenta que al medio día hace muuuucho calor. Pasar por el puente al medio día no creo que sea muy buena idea en esta época del año, pero si al atardecer o por la noche. Las luces durante el recorrido le dan un toque mágico y se agradece la pequeña brisa que se levanta caminando por ahí.

Responder
Carlos Vera
23 de septiembre de 2020 a las 12:11

Parece mentira que este puente lleve en pie desde la época del Imperio Romano, si así es por eso se llama «Puente Romano». Es uno de los vestigios que dejaron los romanos en la antigua Corduba. A mi me pareció fascinante saber eso, en la época moderna se remodeló y se añadieron la escultura de San Rafael junto con unas velas e iluminación a lo largo del puente adquiriendo el aspecto actual. Recomiendo mucho pasear por el e incluso descansar en uno de sus bancos y apreciar el paisaje.

Responder
Alex
11 de septiembre de 2020 a las 17:49

Atravesando este puente tendrás una de las mejores postales de la ciudad. Ofrece unas vistas increíbles!! Nosotros pasamos por la mañana y sin duda precioso, pero recomendamos atravesarlo de nuevo al anochecer ya que la atmosfera es totalmente diferente cuando las luces comienzan a encenderse.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *