Close
Catedral de San Vito
4.8/5
Tripaim

Catedral de San Vito, el gran símbolo de Praga.

Dominando el horizonte de Praga, se encuentra su edificio más emblemático y representativo, la Catedral de San Vito. Este templo católico, el más grande toda la ciudad, ha estado en pie desde el siglo XIV, y hoy en día continúa siendo una de las obras más distintivas de la arquitectura gótica.

Índice de contenido

Visitar la Catedral de San Vito

La catedral de los Reyes de Bohemia

La gran catedral de San Vito forma parte del imponente Castillo de Praga, y por su ubicación, fue la principal sede religiosa del antiguo Reino de Bohemia. En la catedral, cuya construcción inició en el año 1344, eran proclamados los reyes bohemios que gobernaron en el país.

 

Desde entonces, la Catedral de San Vito se convirtió en un símbolo de identidad nacional para los ciudadanos checos. Igualmente, el valor arquitectónico de esta edificación es incalculable, ya que son pocas las iglesias europeas diseñadas con las mismas características arquitectónicas de la Gran Catedral de Praga.

 

El templo resistió un gran número de guerras, revoluciones, cambios de gobierno, conflictos religiosos y revueltas civiles. A lo largo de los años, atravesó diversas reformas y ampliaciones, hechos con la intención de conservar la integridad de la estructura. Finalmente, fue completamente terminada a mediados del siglo XX.

 

Por su gran importancia histórica, esta catedral también aloja las tumbas de numerosos monarcas bohemios y miembros de la nobleza, así como de arzobispos de origen checo.

¿Cómo es la Catedral de San Vito?

El diseño y supervisión de la Catedral de San Vito estuvo en manos del arquitecto francés, Matías de Arrás, quién se encargó de crear los detalles góticos que caracterizan a la construcción.

 

Sin embargo, Arrás murió antes de que la catedral estuviese totalmente terminada, debido a ello, los toques finales de la construcción tuvieron que ser ideados por distintos maestros de obra, quienes añadieron sus propias ideas a la edificación.

 

Hoy en día, la Catedral de San Vito cuenta con una gran puerta de entrada de color dorado, dos fachadas, tres naves, un altar mayor, un oratorio real y un panteón real. Al igual que muchas otras grandes catedrales europeas, la de San Vito posee enormes y hermosos vitrales, numerosas capillas y decoraciones de tipo católico.

 

Adicionalmente, esta catedral también tiene una biblioteca y varias reliquias religiosas, que forman parte del Tesoro de la Catedral. Asimismo, en el interior del templo se encuentran las Joyas de la Corona, una de las colecciones reales más importantes de Europa Central, y la más valiosa de República Checa.

Conocer la Catedral de San Vito

¿Cuándo visitar la Catedral de San Vito?

Para poder disfrutar de las mejores vistas de la ciudad, hay que subir a una de las altas torres de la catedral. Desde allí podrás tomar fotografías increíbles, en donde se verá casi toda Praga.

 

Si deseas vivir esta experiencia inigualable, debes saber que la catedral está abierta durante todos los meses del año, aunque con horarios diferentes, dependiendo de la temporada. El templo también ofrece recorridos privados, con los que podrás conocer desde la torre más alta hasta los más fantásticos secretos del Tesoro de la Catedral.

 

Ten en cuenta que visitar la Catedral de San Vito es adentrarse en el Castillo de Praga, por lo que podrás conocer otros puntos turísticos de gran interés, como el Callejón de Oro y el Palacio Real.

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *