Close
Praga
Tripaim

Praga, ciudad medieval.

Ya sea por sus calles detenidas en la historia o por la gran variedad de lugares que tiene para recorrer, sin duda un viaje a Praga cautiva a todos desde el primer momento. Descubre lo que esta ciudad medieval tiene para ofrecer.

Índice de contenido

Edificios y monumentos

Comenzando el recorrido por el casco histórico de la ciudad, se encuentra la Plaza de la Ciudad Vieja. A su alrededor se pueden observar diferentes casas pintadas con tonos pastel y varias iglesias de estilo gótico. 

 

Un buen plan es subir a la torre del Ayuntamiento para poder contemplar la vista del centro de la ciudad.  Allí también se encuentra la Torre de la Pólvora, uno de los símbolos de la ciudad. En el pasado se utilizaba para almacenar pólvora, por eso se la llamó así. Hoy en día se puede visitar su interior y disfrutar de una exposición sobre la historia de Praga.

 

Una buena manera de seguir adentrándose en la historia de la ciudad es visitando el Castillo de Praga. Se trata de uno de los más grandes del mundo y está rodeado de edificios con gran valor artístico, entre otros se encuentra la Catedral de San Vito.

 

Detrás de éste se esconde otra joya arquitectónica de Praga, el complejo Clementinum.

Para acceder a este espacio se puede agendar una visita guiada donde se recorre su biblioteca de más de 300 años, una capilla rodeada de espejos y una torre astronómica.

Museos de Praga

Museos de Praga

Además de que Praga es un gran museo en sí, la ciudad cuenta con varios donde se puede conocer tanto la historia del arte y cultura del lugar, así como también su historia. 


El Museo Nacional, por ejemplo, es el más importante de Praga. Este lugar exhibe cuenta con colecciones temporales y permanentes, como la exhibición mineralógica y litológica, la de zoología y de decoración y medallas de países europeos.


En el Museo del Comunismo es posible aprender sobre la historia de este régimen en la República Checa desde su comienzo hasta la caída de este en 1989. El museo cuenta con diferentes salas donde explican los orígenes del comunismo.


Además, narran la historia de los personajes históricos que estuvieron involucrados y qué sucedió en la revolución que dio por finalizado el régimen.


Para los amantes del arte moderno, Praga cuenta con el Museo Kampa, ubicado en la isla del mismo nombre. Este antiguo molino convertido en museo exhibe obras de artistas checos e internacionales, como Mondrian y Andy Warhol.

Restaurantes en Praga

Comidas típicas

Praga se caracteriza por sus comidas influenciadas por otras ciudades europeas. Pero esto no quita que sean deliciosos y tengan un toque especial, como su particular uso de las especias. Por lo que, al visitar la ciudad, no puede faltar la degustación de estos platos.

 

Un plato típico checo es el escalope, el cual suele ser de cerdo. Pero cualquiera sea la carne utilizada, se empana y se fríe para servirse acompañado con alguna ensalada.

 

Las sopas también son platos muy comunes en esta ciudad. Hay una gran variedad de sopas, siendo la ceská bramborová la más famosa. Esta lleva zanahorias, papas y champiñones. Pero también está la sopa zelnacka a base de col.

 

Y como platos de acompañamiento, en Praga se suele comer un queso llamado smazeny syr, acompañado de cerveza. O un tipo de pan conocido como bramborák, hecho a base de harina y papa.

Mapa de Praga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *