Close
Puente de Triana
4.4/5
Tripaim

Puente de Triana, puente emblemático de Sevilla.

El río Guadalquivir es uno de los más importantes de Andalucía, ya que atraviesa muchas de sus ciudades más importantes como Huelva, Cádiz y, por supuesto, Sevilla. Por muchos años, este río separó a los sevillanos, pero esto cambiaría con la llegada del Puente de Triana, uno de los más transitados de la ciudad.

Índice de contenido

¿Cuál fue el primer puente sobre el Río Guadalquivir en Sevilla?

Durante la época de expansión del Imperio Romano, la Península Ibérica fue uno de sus tantos dominios, por lo que aún se puede ver una gran herencia de cultura y arquitectura latina tanto en España como en Portugal.

 

Sin embargo, hubo momentos en los que el ingenio romano no fue suficiente, y se tuvo que pensar en soluciones improvisadas para solucionar problemas de transporte, comercio o navegación.

 

Una de esas ocasiones ocurrió cuando los arquitectos romanos intentaron construir un puente sobre la sección del río Guadalquivir que atraviesa Sevilla. En esta ciudad andaluza, la ribera del río es endeble, y era muy difícil mantener una estructura en pie.

 

Cuando los musulmanes conquistaron Andalucía, la necesidad de unir Sevilla se hizo ineludible, por lo que el gobernante Abu Yacub Yusuf ordenó la construcción de un puente provisional. Este predecesor del Puente de Triana, hecho de barcazas, fue por más de 700 años el único punto de conexión entre las dos orillas del río Guadalquivir.

Visitar el Puente de Triana

¿Cómo y cuándo se creó el Puente de Triana?

Aunque el puente de barcazas construido en el siglo XI resistió por mucho más tiempo del que se tenía previsto, este era bastante frágil, y con cada crecida del río recibía nuevos daños.

 

El gobierno español quería darle solución a este inconveniente, y se empezó a planificar la edificación de un puente fijo, que fuese más estable y que no sucumbiera ante las inclemencias del clima y del tiempo.

 

El proyecto de construcción inició en el año 1845, los arquitectos a cargo de construir el Puente de Triana se inspiraron en un antiguo pasaje que conectaba las orillas del Sena, en París.

 

Del mismo modo, todos los involucrados en las obras decidieron no utilizar madera, y en su lugar construyeron el puente usando los materiales más resistentes disponibles en aquella época, es decir, piedra y metal.

 

Cuando estuvo terminado, el Puente de Triana fue inaugurado con un gran desfile militar. Este hecho marco un hito en la historia de Sevilla, y actualmente el puente está considerado como uno de sus monumentos más notorios y representativos.

Como es el Puente de Triana

¿Por qué visitar el Puente de Triana?

Si vas a Sevilla, ten por seguro que pasarás por el Puente de Triana, ya que este es la vía principal que une ambas partes de la ciudad.

 

Igualmente, el puente inicia en el Barrio de Triana, ubicado en la Zona Antigua de la Sevilla, así que podrás dar un recorrido turístico por algunos de los lugares más famosos y visitados de la capital andaluza.

 

Además, desde el puente se pueden apreciar vistas preciosas del río Guadalquivir, así como de los pintorescos barrios cercanos.

 

Uno de los mejores momentos para visitar el Puente de Triana es durante el atardecer, cuando se ve el sol ocultarse justo sobre el horizonte sevillano. No lo dudes más, ven a Sevilla, y déjate atrapar por todos sus encantos.  

Cómo llegar

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Puente de Triana

Eduardo Nuñez
3 de diciembre de 2020 a las 23:06

Un puente sencillo pero bonito que une el casco histórico de Sevilla con el encantador barrio de Triana. Mientras cruces el puente observa la panorámica que tendrás de ambos lados del río. Pensar que antes se cruzaba el Guadalquivir mediante una hilera de barcas…

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *