Close
La Catedral de Sevilla
4.7/5
Tripaim

La majestuosa Catedral de Sevilla.

En Sevilla, una de las ciudades más importantes de España, se halla un tesoro de la arquitectura gótica. Hablamos de la Catedral de Sevilla, la cual es uno de los monumentos más importantes de todo el país, y actualmente está reconocida cómo un Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Índice de contenido

¿Cómo inició la historia de la Catedral de Sevilla?

La Catedral de Sevilla es antigua, su historia empezó a mediados del siglo XI, cuando el sur de España aún estaba bajo dominio musulmán.

 

En aquel entonces, se construyó una mezquita en el mismo lugar donde hoy en día se encuentra la catedral. Esta mezquita paso a ser una iglesia luego de que los católicos conquistaran el Al-Ándalus.

 

Sin embargo, el paso del tiempo había afectado la estructura de la mezquita, y esta corría riesgo de derrumbarse. Por ese motivo, la administración de la ciudad decidió derribarla, y construir una iglesia nueva.

 

La edificación de la Catedral de Sevilla que vemos actualmente, inició en el año 1434, y se extendió por más de dos siglos. Este amplio periodo de construcción, hizo que en la catedral se mezclaran varios estilos arquitectónicos, como el barroco, el renacentista y el gótico, el cual fue el más resaltante de todos ellos.

 

La Catedral de Sevilla se dio por terminada a principios del siglo XX, y desde entonces está considerada como uno de los tesoros culturales más importantes de toda Andalucía.

¿Cómo es la Catedral de Sevilla?

Este templo católico resalta por su gran tamaño, ya que solo su espacio interior cubre una superficie de 11.500 metros cuadrados.

 

La Catedral de Sevilla, cuya denominación oficial es Catedral Santa María de la Sede, está dividida en 11 partes, que son la Puerta del Bautismo, la Puerta de la Asunción, la Puerta de San Miguel, la Puerta Colorada, la Puerta de San Cristóbal, la Puerta de Palos, la Puerta de las Campanillas, la sede del coro, la Capilla y el Altar, la Capilla Real, la Giralda, la Puerta del Perdón, la Puerta del Lagarto, la Iglesia del Sagrario, la Sacristía y la Sacristía Mayor.

 

Igualmente, es habitual separar la iglesia según su tipo arquitectónico, siendo la parte gótica la más extensa de todo el lugar.

 

Asimismo, no podemos hablar de la Catedral de Sevilla sin mencionar su arte. En ella encontramos increíbles pinturas y mosaicos, naves y bóvedas exquisitamente decoradas, esculturas, estatuas, vitrales, retablos, rejas de complejos diseños y muchos otros detalles más.

 

Del mismo modo, en la Catedral de Sevilla se encuentran los restos de personajes tan ilustres como Cristóbal Colón y Juan de Cervantes.

¿Cuándo visitar la Catedral de Sevilla?

Aunque es un lugar sumamente extenso y repleto de magníficas obras de arte, la función principal de la iglesia es ser un templo de culto y peregrinación para los todos los fieles.

 

En ella se ofrecen misas y se llevan a cabos distintos eventos culturales, como conciertos del coro y presentaciones de órgano.

 

Asimismo, la Catedral de Sevilla es uno de los puntos de reunión más importante para los católicos en épocas de festividades religiosas. Las celebraciones de Semana Santa son fascinantes, así como los actos que se realizan durante el Día de la Inmaculada Concepción.

 

Sin lugar a dudas, no puedes irte de esta ciudad española sin haber visitado la incomparable Catedral de Sevilla.

Cómo llegar

Cómo es la Catedral de Sevilla

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *