Close
Biblioteca de Adriano
4.3/5
Tripaim

La biblioteca de Adriano, el legado romano de Atenas.

La riqueza arqueológica de Grecia es uno de sus principales atractivos turísticos, y cada año, millones de personas llegan a Atenas para conocer lugares icónicos como la Acrópolis, el Partenón y el Templo de Zeus Olímpico. Sin embargo, en la capital griega hay mucho más que ver, incluyendo la fascinante Biblioteca de Adriano.

Índice de contenido

¿Quién fue el Emperador Adriano?

Antiguamente, las Ciudades-Estado griegas eran los principales centros de poder político, militar y económico de todo el mediterráneo. Algunas de ellas, como Esparta o Corinto, fueron tan famosas que se convirtieron en leyendas.

 

A pesar de ello, Atenas siempre fue la más admirada, incluso por los extranjeros. Uno de los más grandes precursores de la cultura ateniense fue Adriano, quien lideró Roma cuando esta ya era un imperio.

 

En la época de Adriano, Atenas y el resto de Grecia eran provincias romanas, pero esto no impidió que el emperador patrocinara nuevas construcciones en la ciudad, de entre las que destacan la Biblioteca de Adriano y el Arco de Adriano.

 

Ambos lugares se construyeron como homenajes a la cultura ateniense, así como para preservar las tradiciones y creencias típicas de la ciudad. Actualmente, tanto la biblioteca como el arco de Adriano siguen siendo dos de los monumentos más conocidos de Atenas.

¿Cómo es la Biblioteca de Adriano hoy en día?

Al igual que muchos otros edificios de la era clásica, la Biblioteca de Adriano se conserva en forma de ruinas arqueológicas. En ellas, aún pueden verse los altos pilares que soportaron el peso de la estructura, así como retazos de sus espacios interiores.

 

Asimismo, algunas partes de su fachada principal siguen en pie, y en ellas se puede ver claramente el estilo arquitectónico típico griego con el que fueron construidas. Pese a ello, el paso del tiempo también ha dejado su huella en la Biblioteca de Adriano, por lo que buena parte de la estructura está severamente dañada o ya desapareció por completo.

 

Del mismo modo, es importante mencionar que la Biblioteca de Adriano es, en realidad, un descubrimiento reciente. Hasta mediados del siglo XIX, este recinto cultural estaba totalmente olvidado, y su renacimiento ocurrió gracias a unas excavaciones realizadas muy cerca de las bases de la estructura.

 

A partir de ese momento, se han realizado varios proyectos de conservación y recuperación, sin embargo, la Biblioteca de Adriano sigue siendo un tesoro antiguo tan valioso como delicado.

Visitar la Biblioteca de Adriano

¿Preparado para visitar la Biblioteca de Adriano?

Si quieres conocer este monumento y echar un vistazo al distante pasado de Atenas, entonces tendrás que dirigirte a la Plaza Monastiraki, desde donde es posible acceder a las ruinas de la Biblioteca de Adriano.

 

Ten en cuenta que, aunque sea un espacio repleto de historia, las ruinas arqueológicas de la biblioteca son pocas, por lo que será una visita rápida. Además, no olvides que los cimientos y columnas de este viejo edificio son frágiles, por lo que hay que tener cuidado al momento de acercarte a ellos.

 

Por último, debes saber que hay que comprar una entrada para acceder a la Biblioteca de Adriano. Aunque no esté realmente dentro de la Acrópolis, la entrada combinada suele incluir la visita a este y todos los otros monumentos de la zona.

Cómo llegar

¿Cómo es Atenas?

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “Biblioteca de Adriano

Laura B.
28 de enero de 2021 a las 20:33

La entrada que compré para visitar la acrópolis ya tenía incluido el acceso a este yacimiento por lo que decidí entrar, está lleno de restos de varios edificios de la ágora, incluida la esplendorosa biblioteca que el emperador Adriano mandó construir. Por desgracia con el paso de los años no se ha podido conservar completamente en pie pero si se conservan alguno restos. Pueden verse paneles descriptivos sobre la historia de los edificios.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *