Close
El Jardín Nacional
3/5
Tripaim

El Jardín Nacional, un oasis ateniense.

Atenas es una metrópoli moderna, divertida, llena de historia y repleta de lugares que descubrir. En el corazón de la ciudad, encontramos espacios tan importantes como la plaza principal y el edificio del parlamento, pero oculto entre tanto ajetreo, hallamos el gran tesoro de la capital griega, el Jardín Nacional.

Índice de contenido

Parques de Atenas

El parque de los reyes griegos

Hoy en día, Grecia es un país independiente, cuenta con su propio gobierno y las tradiciones culturales griegas son las más practicadas en todo el país. Pero esto no siempre fue así, ya que esta nación mediterránea estuvo, por muchos siglos, bajo dominio otomano.

 

La independencia griega llegó en el año 1832, luego de una larga guerra de emancipación. Sin embargo, los problemas no terminaron allí, ya que sin líderes turcos, Grecia no tenía un gobierno formal.

 

Posteriormente, la nación helénica se transformó en un reino, y junto con la instauración de la monarquía, también llegó un proyecto de reformas urbanas. Uno de los espacios que fueron creados a petición de la reina, fue el Jardín Nacional, una extensa área cubierta con las más hermosas y exóticas plantas, las cuales fueron traídas de todo el mundo.

 

En sus inicios, este jardín era privado, y solo podían ingresar en él los miembros de la familia real y de la nobleza. Su ubicación, justo detrás del palacio real, hacía del Jardín Nacional un oasis de paz y quietud.

 

Sin embargo, los ciudadanos atenienses no tuvieron acceso al parque sino hasta principios del siglo XX, cuando este fue entregado a la administración local.

¿Qué ver y hacer en el Jardín Nacional?

Si vas a pasear por el centro de Atenas, probablemente termines tu recorrido en la Plaza Syntagma, ubicada frente al edificio del Parlamento. Pero aunque parezca que el tour por Atenas finaliza allí, la verdad es que aún queda mucho por descubrir.


Así que si deseas conocer el Jardín Nacional, lo único que debes hacer es caminar un poco más allá del Parlamento, y estarás cara a cara con el parque más famoso de la capital griega.


Como es de esperar, el Jardín Nacional es un espacio concurrido, tanto por turistas como por los locales. Afortunadamente, esto no es ningún problema, ya que en sus 160.000 metros cuadrados de extensión, hay lugar suficiente para cualquier persona que quiera visitarlo.


Asimismo, este bellísimo parque es conocido por su gran variedad de plantas, muchas de las cuales son ejemplares únicos en Grecia y solo pueden encontrarse allí. Además de su riqueza floral, el oasis de Atenas también tiene varias especies animales y zonas dedicadas a la recreación, que incluyen una gran fuente, una cafetería e incluso un pequeño museo botánico.

Visitar el Jardín Nacional

¿Por qué visitar el Jardín Nacional?

La emoción de conocer una nueva ciudad es incomparable, pero a veces el ritmo de un viaje turístico puede ser verdaderamente agotador. Si quieres descansar un poco y recorrer un parque tan precioso que se asemeja a un paraíso, entonces no dudes en agendar una visita al Jardín Nacional.

 

De igual manera, el Jardín Nacional es el destino ideal para conocer un lado más tranquilo de Atenas, en donde puedes ver las plantas, disfrutar de su privilegiado clima mediterráneo y recargar energías para seguir descubriendo todas las maravillas de esta legendaria capital europea.

Cómo llegar

¿Cómo es Atenas?

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Un comentario en “El Jardín Nacional

Pilar Recalde
27 de febrero de 2021 a las 19:43

Un lugar muy tranquilo que te ayuda a escapar del ruido y el caos de la ciudad. Es agradable pasear por estos jardines, sentarte en unos de sus bancos o sobre la hierba y parar a hacer un picnic. Tiene una ubicación ideal 🙂

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *