Close
Monumento a Colón
4.1/5
Tripaim

Monumento a Colón, emblema barcelonés.

Estatua creada para la Exposición Universal de Barcelona de 1888, con el paso del tiempo, ha adquirido una gran popularidad entre turistas y locales. Aunque no sea el más grande de los monumentos, el Monumento a Colón es uno de los más importantes.

Índice de contenido

Visitar el Monumento a Colon

Los orígenes del Monumento a Colón

En el año 1888, la capital catalana fue sede de la gran Exposición Universal, y para que la ciudad estuviera a la altura de este evento, fueron inauguradas muchas nuevas obras. Entre ellas, se encontraba el Monumento a Colón.


Esta obra arquitectónica es un conjunto escultórico compuesto por una base, un alto pilar y finalmente la estatua de Cristóbal Colón señalando en dirección al mar. Como curiosidad en el proyecto original no señalaba a ningún sitio, sino que sujetaba un distintivo con su brazo izquierdo y la mano derecha estaba contra su pecho.


Esta escultura rápidamente se convirtió en una de las favoritas de la ciudad, y en un símbolo de la identidad barcelonesa.


El diseño del monumento fue responsabilidad del arquitecto Cayetano Buigas, la escultura fue construida e inaugurada el mismo año. Al ser una obra antigua, ha afrontado diversas reformas, siendo las más importantes las ocurridas en 1929 y 1984.


Durante muchos años, fue la sede principal y punto de encuentro designado para las celebraciones del descubrimiento de América festejadas en Barcelona. Hoy en día sigue siendo un atractivo importante de la ciudad, fascinando tanto a locales como a extranjeros.

Lo más increíble del Monumento a Colón

Esta gran estatua no solo es un homenaje a un gran navegante, o un recordatorio de la gran Exposición Universal, sino que también es el punto de unión entre El Paseo de Colón y Las Ramblas. Por ese motivo, es un auténtico imperdible de la capital catalana.

 

Por su gran importancia cultural, histórica y arquitectónica, el Monumento a Colón es considerado un Bien de Interés Cultural Local. La estatua resistió diferentes periodos turbulentos de la historia contemporánea de Barcelona, como los enfrentamientos ocurridos durante la Guerra Civil Española.

 

Todo el monumento tiene una altura de casi 60 metros, siendo la figura principal la del navegante, cuya estatua mide 7 metros. Acompañando a Cristóbal Colón, se encuentran en la base del monumento unas estatuas de menor envergadura que corresponden a los Reyes Católicos, las Carabelas, los mapas de los cinco continentes, escudos, leones, alegorías a los reinos de España, Luis de Santángel, Pedro de Margarit, Jaume Ferrer de Blanes y Fray Bernat de Boïl.

Visitar el Monumento a Colón

Uno de los aspectos más resaltantes del monumento, es que también es un gran mirador desde el cual se observa buena parte del Puerto Viejo de Barcelona. Si el viajero quiere llegar hasta la parte más elevada de la estatua, puede subir por un ascensor que se encuentra en el interior de la estructura.

 

El Monumento a Colón es un atractivo turístico popular, por lo que suele estar concurrido durante buena parte del año. Además, es el punto de encuentro de las dos grandes avenidas de la ciudad.

 

Si está entre tu lista de deseos visitar la estatua, puedes aprovechar las horas tempranas del día, momento en que los grupos de turistas aún no son demasiados. Si viajas a Barcelona durante la temporada baja, puede que tengas más oportunidades de poder ver la estatua completamente despejada.

 

Recuerda que este icónico monumento es uno de los grandes imperdibles de la ciudad, por lo que no puedes dejar pasar la oportunidad de conocerlo.

Cómo llegar

Cómo es Barcelona

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *