Close
Casa de les Punxes
3.5/5
Tripaim

Casa de les Punxes, castillo en Barcelona.

Uno de los edificios más representativos de Barcelona, la Casa de les Punxes, también conocida como Casa Terradas, es un ícono del estilo modernista, y una de las obras más importantes de Josep Puig i Cadafalch.

Índice de contenido

Historia de la Casa Terradas

La Casa de les Punxes tiene su origen en el empresario barcelonés, Bartomeu Terradas i Mont, quién quería homenajear a sus hijas y esposa con una gran casa. El encargado de llevar a cabo tal tarea fue el arquitecto catalán, Josep Puig i Cadafalch.


La Casa Terradas es una mezcla de estilos góticos, medievales y modernistas. A simple vista tiene mucha similitud con un castillo del medievo, más algunos detalles como los balcones y la decoración son completamente modernistas. Fue construida con ladrillo, en su estructura destacan los colores marrones y rojizos, su año de inauguración fue 1905.


Es un Monumento Histórico Nacional desde 1976, y sus espacios interiores fueron de carácter completamente privado hasta 2016. Por su antigüedad, ha atravesado diversas reformas, siendo las más importantes las ocurridas en 1980 y en el mismo año de su reinauguración.


Actualmente puede ser visitada, la Casa de les Punxes se encuentra ubicada en la Avenida Diagonal de Barcelona, entre la Sagrada Familia y La Predera.

Características de la Casa de les Punxes

La Casa Terradas es uno de los edificios más resaltantes de la capital catalana, los visitantes suelen quedar fascinados por su espectacular fachada, sus altos picos y las dimensiones de la estructura. Al estar ubicada en una zona muy concurrida de la ciudad de Barcelona, es usual que la Casa Terradas atraiga miradas, sobre todo de turistas y visitantes que quedan fascinados por su imponente apariencia.


El edificio cuenta con cuatro pisos más una gran azotea, los balcones están forjados en hierro, y distintas cúpulas ubicadas en los picos de las torres, cuyas cimas están decoradas con puntiagudos pinchos también hechos principalmente de hierro.


Los interiores de la casa son amplios y espaciosos, con diferentes y delicadas decoraciones. Las ventanas de la casa tienen distintos vitrales que pintan de color las distintas habitaciones y los variados salones de la casa. Por razones de propiedad y de reformas, estuvo cerrada al público por más de cien años.


Algunas empresas decidieron tomar algunos espacios de la Casa de les Punxes para instalar sus oficinas. Estas zonas siguen siendo privadas y no suelen admitir visitantes.

¿Qué ver en la casa Terradas?

La Casa de les Punxes ofrece un vistazo al pasado de Barcelona, y la forma en la que las familias adineradas solían diseñar y distribuir sus lujosas viviendas. Si estás en Barcelona, y quieres explorar los interiores de la casa, deberás planificar adecuadamente tu visita, ya que el acceso al lugar sigue siendo un poco complicado.


En sus interiores, podrás ver todos los bellísimos detalles de la decoración medieval, gótica y modernista. Déjate fascinar por los murales hechos con azulejos, la hermosa forma de las puertas, las robustas columnas, las variadas estatuas, los amplios ventanales y los delicados vitrales repletos de color.

 

En caso de no poder acceder al lugar o que no tengas el tiempo suficiente, siempre podrás tomar unas cuentas fotos de la increíble fachada y de sus alrededores, que harán que te enamores una y otra vez de esta increíble ciudad.

Cómo llegar

Cómo es Barcelona

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

4 Comentarios en “Casa de les Punxes

Patricia N.
25 de octubre de 2020 a las 10:35

Un edificio impresionante no solo por sus grandes medidas si no por estar lleno de elementos que haces referencia a la familia para la que fue realizada la casa y a otros elementos importantes para ellos. Es una casa con mucha historia y su fachada es preciosa, sin duda un lugar que si o si te paras a admirar.

Responder
Pablo Delgado
23 de septiembre de 2020 a las 20:03

Es genial visitar este lugar, como se encuentra un poco alejada de las calles más turísticas no es un edificio que esté repleto de visitantes. No obstante es una residencia que merece la pena visitar su fachada que recuerda a un castillo medieval tiene en su interior una terraza con unas vistas espectaculares.

Responder
Josep Salas
9 de septiembre de 2020 a las 15:23

Aprovechando los descuentos que hay para residentes hemos visitado este edificio modernista. El exterior es impresionante, no ocurre lo mismo con el interior. Al no haber mobiliario pierde el atractivo de situarse en otra época, en otro momento. Pero solo por subir a la terraza lo ha compensado, una experiencia interesante.

Responder
Brandon C
10 de agosto de 2020 a las 17:46

Me pareció curioso que las puertas se abran con un temporizador que cuando llega a cero dejan al descubierto la siguiente sala por donde continúa el recorrido, en cada sala hay pantallas que te explican datos sobre el edificio y su historia así como la leyenda de Sant Jordi. Finalmente subes a la terraza y puedes ver las torres, a las cuales también se puede acceder. Recomiendo mucho visitarlo.

Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *