Close
Ruta Romana
4.2/5
Tripaim

La Barcelona romana.

Barcelona, la capital catalana, es una ciudad repleta de maravillas arquitectónicas, tesoros culturales, asombrosa innovación y un increíble legado histórico. Uno de los tantos atractivos de esta ciudad es la Ruta Romana, que recorre los puntos más emblemáticos del antiguo dominio romano.

Índice de contenido

¿Dónde empieza la Ruta Romana?

Al igual que casi toda la península ibérica, Barcelona también estuvo bajo administración romana. Durante ese tiempo, se construyó el primer centro de la ciudad, que durante muchos años fue el corazón de la metrópoli barcelonesa.


El recorrido por la Ruta Romana en Barcelona está compuesta por estos primeros asentamientos, en los que hoy en día puede verse claramente la influencia de la arquitectura y el diseño romano.

Además, es un recorrido fácil de seguir y bastante ameno, ya que no es lineal y puede completarse en solo unas horas.


La Ruta Romana suele empezar en el Conjunto Monumental de la Plaça del Rei, y de allí continúa en dirección a los otros sitios de interés. Pero también existen otros puntos de partida, como la Plaça Vila de Madrid o la Plaça Nova.

Conociendo a la antigua Barcelona

En sus inicios, la ciudad tenía por nombre Colonia Lulia Augusta Paterna Barcino Faventia, pero era conocida simplemente como Barcino. Fue fundada por el Emperador Augusto y desde su creación, ha sido un importantísimo punto de comercio.

 

Si eres un amante de la historia, o simplemente quieres aprender un poco más sobre los orígenes de esta fascinante ciudad, sin duda amarás la Ruta Romana.

 

Sin embargo, es importante destacar que los restos romanos que se encuentran en Barcelona son pocos, y muchos han sido absorbidos por el imparable crecimiento de la metrópoli. A pesar de ello, es imposible restarle importancia a las antiguas murallas, fortalezas, necrópolis, paredes y columnas que aún pueden encontrarse en la ciudad.

 

Además, podrás aprovechar esta oportunidad para echar un vistazo a otros monumentos históricos y obras de arte al aire libre, que también se encuentran en el antiguo casco antiguo de Barcelona.

 

Lo mejor de todo, es que el recorrido es muy flexible, de horario libre y puedes hacerlo por tu cuenta. Pero también hay paseos guiados, que te llevarán hasta las partes más inéditas de la Barcelona romana.

Paseos en Barcelona

¿En qué lugar termina la Ruta Romana?

Tal y como sucede con el inicio del recorrido, no hay un punto exacto que marque el final de la ruta, pero muchos dan por terminada la caminata una vez que llegan al Temple d’August.

 

Este es uno de los pocos templos romanos en Barcelona que aún se mantienen en pie, y en el que pueden verse los diseños originales. Está ubicado en la Calle Paradís, la cual forma parte irremplazable de la Ruta Romana.

 

Si vas a Barcelona, y quieres hacer este recorrido, ten en cuenta que algunos de los monumentos están al aire libre, mientras que otros se encuentran dentro de edificios, casas u otras construcciones.

 

Los que están en las calles son fáciles de identificar a simple vista. Mientras que lo que están bajo techo suelen necesitar de un guía, o de la compra de una entrada que permita el acceso al lugar.

 

Sea como sea, puedes estar seguro de que dar un paseo por la Ruta Romana en Barcelona es una experiencia que no olvidarás jamás.

Cómo llegar

Cómo es Barcelona

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *