Close
Observatorio Fabra
4/5
Tripaim

Observatorio Fabra, con la vista puesta en las estrellas.

En la ciudad de Barcelona podemos encontrar uno de los observatorios astronómicos más antiguos del mundo. El Observatorio Fabra explora el espacio y muchos de sus misterios, desde una colina de la capital catalana.

Índice de contenido

Visitar el Observatorio Fabra

Orígenes e historia del observatorio

Muchas ciudades españolas son centros de investigaciones científicas, siendo Madrid y Barcelona las más importantes. En la ciudad principal de la región catalana, podemos encontrar el Museo de las Ciencias Naturales, el Museo de la Ciencia y la Tecnología, y por supuesto, el Observatorio Fabra.

 

Este observatorio fue fundado en 1894, y se creó gracias a la Real Academia de la Ciencias y Artes de Barcelona. Actualmente, es el cuarto observatorio más antiguo del mundo que sigue en funcionamiento.

 

Desde sus inicios, el Observatorio Fabra ha tenido dos funciones principales, el de estudiar cometas y asteroides, y el de análisis de fenómenos meteorológicos. Desde inicios del siglo XX hasta el estallido de la Guerra Civil Española, el Observatorio Fabra fue uno de los más importantes y modernos de toda Europa, siendo un centro de investigación astronómica de suma importancia para la comunidad científica.

 

En los años posteriores, el Observatorio Fabra sufrió la falta de presupuesto por parte del estado, y muchos de sus equipos de investigación quedaron obsoletos. Sin embargo, hoy en día ha recuperado parte de su antigua gloria, además de servir como museo especializado en historia astronómica.

Características del Observatorio Fabra

El Observatorio se encuentra ubicado en el Tibidabo, en una de las zonas más altas de la montaña. Desde allí, la vista al cielo nocturno es mucho más despejada que en centro de la ciudad, lo que permite la explotación astronómica y meteorológica.  Oficialmente, ya tiene 114 años de funcionamiento ininterrumpido.

 

Cuanta con una cúpula que sirve como observatorio principal, y en donde se encuentra el telescopio refractor que es utilizado para estudiar planetas cercanos, cometas, asteroides y planetas menores.

 

La estructura del Observatorio Fabra se asemeja a la de un pequeño palacio, cuyos espacios interiores son de estilo modernista, con la clara excepción de la cúpula, la cual hace destacar la apariencia del edificio.

 

Es una de las maravillas barcelonesas que vale la pena visitar, a pesar de no atraer a tantos turistas como otras grandes atracciones de la ciudad.  Actualmente, está abierto al público, y se ofrecen charlas y recorridos guiados.

Lugares turisticos de Barcelona

¿Por qué visitar el Observatorio Fabra?

Si eres amante de la astronomía y se encuentras de paso por la capital catalana, entonces te sobraran razones para planificar un paseo y recorrido por el observatorio. Igualmente, si lo tuyo es la historia y la arquitectura modernista también es de tu agrado, entonces este es el lugar perfecto para ti.

 

Si no, siempre puedes experimentar cosas nuevas, y darle una oportunidad al Observatorio Fabra para que te sorprenda. Podrás acercarte al pasado de la investigación astronómica de la ciudad, y dar un vistazo directo a los tesoros del cielo nocturno.

 

El Observatorio es ideal si viejas en grupo o en familia, sus visitas guiadas son accesibles para niños y adultos, por lo que es una auténtica experiencia de aprendizaje. Finalaizado el recurrido, podrás disfrutar de los magníficos alrededores del Observatorio Fabra, y enamorarte de las incomparables vistas de la ciudad que solo se ven desde la cima de la colina en el que está ubicado.

Cómo llegar

Cómo es Barcelona

Compártelo: 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *